print
 
TELEVISIÓN

La academia de "OT" anuncia su cierre temporal tras una gala sin expulsados


RTVE y Gestmusic deciden la suspensión temporal del programa



EFE
17/03/2020

MADRID.- La pandemia del Covid-19 tiene ya su primera "víctima" televisiva, una vez que RTVE y Gestmusic anunciaron este lunes el cierre temporal de la Academia de Operación Triunfo y, en consecuencia, la suspensión temporal del programa.

Aunque otras cadenas han suprimido la presencia de público en sus espacios para evitar el contagio y como medida de seguridad, OT dejará de emitirse temporalmente "dado que no se puede mantener el formato de galas que caracteriza al "talent" musical", informaron ayer en una nota sus responsables.

"La actividad en la Academia y las galas se retomarán en cuanto la situación mejore y se pueda realizar el programa con absoluta normalidad", añadía el comunicado.

Su última gala ya fue atípica, sin concursantes expulsados, sin nominados, con presentador virtual y con una retransmisión realizada desde la Academia como medida preventiva ante el coronavirus.

Operación Triunfo 2020 había sido, hasta esta novena gala, una edición muy diferente con respecto a las vividas en los casi 20 años que el programa acumulaba en nuestro país. Hubo polémica por supuestos comentarios machistas, por supuesto "bullying" y conductas agresivas e, incluso, por manifiestos protaurinos y políticos, sin embargo, la pasada noche ocurrió lo nunca antes visto: una gala especial emitida desde dentro de la Academia, sin expulsados ni nominados.

El estado de alarma decretado el pasado sábado por el Gobierno español obligó al programa de Gestmusic a tomar medidas con respecto a la celebración de la novena gala de esta edición. A inicios de semana se confirmaba la supresión total de público en plató durante la emisión del programa, pero la evolución del coronavirus y las decisiones del Gobierno llevaron a buscar alternativas para poder hacer la gala.

Es más, los concursantes pudieron hablar con sus familiares para saber que se encontraban bien y, al mismo tiempo, para valorar su continuidad en el programa. Todos ellos, sin excepción, optaron por permanecer en la Academia para seguir con su formación, manteniendo, por tanto, vivo el concurso.

De esta forma, Roberto Leal, que presentó la gala desde su casa de Madrid, comenzó el programa, que empezó con unos 25 minutos de retraso, agradeciendo a los profesionales sanitarios el incesante trabajo de estos días para tratar de detener el avance del Covid-19.

Los agradecimientos iniciales dieron paso a la explicación de la dinámica especial de la atípica gala: no habría expulsado, por lo que los votos de Gèrard y Hugo se seguirán acumulando a lo largo de la semana, no habría nominados pero sí valoraciones por parte de un jurado especial compuesto por Nina y Miqui Puig, aislados en otra sala, y sí se reconoció al favorito, lo que recayó en Samantha, quien eligió a Flavio para tener una cena especial.