print
 
PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

Economistas urgen unidad de acción de la UE ante la recesión


Consideran que la economía española podría estar ya contrayéndose



RUTH DEL MORAL/ALTEA TEJIDO EFE
17/03/2020

MADRID.- Los economistas consultados por EFE consideran que la economía española podría estar ya contrayéndose y auguran que entrará en recesión en el segundo o en el tercer trimestre, debido al parón de la actividad y de los ingresos fiscales como consecuencia del impacto del coronavirus, por lo que urgen a una acción conjunta de Europa para inyectar liquidez.

Los expertos señalan que el mercado laboral es lo primero que se va a resentir y, aunque ven difícil hacer predicciones, creen que la tasa de paro al menos aumentará 4 puntos este año hasta rozar el 18 %, aunque algunos auguran tasas del 20 %.

Agilizar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), suspender las cotizaciones a los autónomos, flexibilizar el cese de actividad, ampliar el seguro de paro o condonar deudas son medidas bien vistas por los analistas consultados, mientras que otras iniciativas adicionales como la moratoria del pago de hipotecas para familias vulnerables o la suspensión de los desahucios llegarían más tarde.

El director de Coyuntura y Análisis Internacional de Funcas, Raymond Torres, augura una caída importante del PIB en el segundo trimestre, tras un marzo "muy duro", y estima que la recuperación será lenta y no en forma de uve.

En declaraciones a EFE, Torres señala que es necesaria una línea presupuestaria ilimitada como ha implementado Alemania para garantizar avales, créditos blandos o una línea de crédito en línea que pague las facturas de las pymes y que evite que lo "desembolsen de su tesorería".

"Hay que evitar el cierre masivo y en cascada de las empresas y apoyarlas con liquidez", incide al tiempo que señala que "habrá que aceptar que algunos créditos tengan difícil devolución", en tanto que ve viables y sostenibles medidas como los ERTE para mantener el empleo.

El asesor financiero Juan Ignacio Crespo también señala a EFE que el Estado debería dar avales a las pymes, así como permitir una mora de la deuda durante dos meses.

"En la vía de los trabajadores, sería más efectivo que las empresas no despidieran aunque tengan a los trabajadores en su casa y que el Estado les prime por ello", afirma, a la vez que aboga por una bajada de impuestos transitoria.

En el mismo sentido, José María Luna, director de inversiones de Luna Sevilla Asesores, plantea líneas directas de crédito para salvar los negocios y planes de actuación para que el Estado pague las deudas que tiene con las comunidades y empresarios.

Avisa además de que "la recuperación económica va a tardar si nos tomamos tanto tiempo en concienciarnos de esta pandemia".

Desde Funcas, Torres también ve imprescindible actuar de forma conjunta con la UE para financiar el coste de la deuda y propone que Europa adelante el gasto que tenía presupuestado hasta 2027 y emita eurobonos para financiarlo.

El economista José Carlos Díez considera que España junto con Italia solo podrá superar esta crisis económica, "que puede terminar en una suspensión de pagos", si la Comisión Europea actúa rápido con un Tesoro Público único que emita eurobonos comprados por el Banco Central Europeo (BCE) con el fin de acometer un plan de estímulo fiscal que sea igual para todos los países de la UE.

"Una Europa federal en la que todos los países estén en igualdad de condiciones y vayan a la par", señala a EFE tras pedir "decisión política cuanto antes" para evitar rescates, que en todo caso ve inviables ya que Italia tiene diez veces más de deuda que Grecia, rescatada durante la crisis del 2008.

El profesor de Economía de Esade Pedro Aznar incide a EFE que facilitar liquidez ayuda, pero no es suficiente a corto plazo, y apuesta por un plan de choque en el sector turístico con aplazamientos de pagos de impuestos o subvenciones directas.

Aznar ve muy probable que la economía española esté ya contrayéndose.

El director de Estudios del Instituto de Estudios Económicos (IEE), Carlos Ruiz, aboga por reforzar las medidas de aplazamientos del pago de impuestos sin recargos ni intereses o un plan de proveedores para ayudar a pagar facturas.