print
 
BALONMANO - ASOBAL

Un plan para que los jugadores de Bada Huesca se mantengan a tono en este paréntesis


El preparador físico del equipo, Pedro Barrio, ha dado pautas a la plantilla



JULIO GONZÁLEZ
17/03/2020

HUESCA.- Una de las preocupaciones en Bada Huesca es el mantenimiento del estado físico de sus jugadores en estos días en los que van a tener que estar confinados en sus domicilios, debido a las medidas establecidas para luchar contra el coronavirus.

Para un equipo profesional, un parón de este tipo supone un importante contratiempo y se trata de que que afecte lo menos posible.

El preparador físico del equipo, Pedro Barrio, ha dado pautas a los jugadores para que lleven a cabo un trabajo físico individual adaptado a la situación.

Barrio señala que si la parada en los entrenamientos colectivos es de dos semanas, la pérdida no será muy grande. "Costará arrancar, pero es cuestión de entrenamientos". Pero reconoce que el problema aumentará si la suspensión se alarga y alcanza un mes, ya que entonces el parón se acercará más a lo que serían las vacaciones de verano. Entonces hay una pretemporada para poner a tono a los jugadores, pero en este caso, seguramente habrá que volver a la competición de forma casi inmediata y, además, podría ser con la liga de forma concentrada, con dos partidos por semana. Una cuestión "compleja" y más para los equipos no habituados a jugar competición europea. Cree que en ese caso, la fuerza mental y adaptación de los jugadores será fundamental.

En todo caso, la finalidad última del trabajo que se haga estos días es de "mantenimiento" y para que "no sea tan duro volver" Barrio explica que uno de los condicionantes para los jugadores de Bada son sus herramientas, pues recuerda que no tienen las mismas posibilidades que las estrellas de fútbol que cuelgan vídeos entrenando en sus gimnasios privados.

El trabajo que tienen para estos días se apoya básicamente en circuitos con combinación de ejercicios, que tienen una finalidad aeróbica y anaeróbica.

Se le pide a los jugadores que hagan en días alternos circuitos con unos 10-15 minutos de calentamiento articular, el propio circuito de unos 20 minutos y un estiramiento final para completar una sesión de unos 45 minutos. No se pueden realizar todos los días porque podría llevar a sobrecargas.

Barrio explica que uno de los problemas para un jugador de balonmano es que trabajan la fuerza con muchos kilos, en algunos casos, 100 en press banca, algo que no puede simular en casa, donde a lo mejor sólo pueden echar mano de gomas, mancuernas o garrafas. Y señala que el trabajo de flexiones o de otros tipos con el propio cuerpo no se aproximan a esa exigencia, aunque se hagan adaptaciones.

Sí se puede realizar labor de fuerza-resistencia, de fuerza explosiva con los saltos o técnicas de carrera y de core. También pueden aprovechar las escaleras para hacer un ejercicio lo más cercano a caminar o correr. Y señala que en caso de tener bicicletas, remos o cintas de correr, se podría hacer trabajo aeróbico.

También se pueden seguir realizando ejercicios de estabilización y de prevención en caso de haber sufrido lesiones. Lo que está claro es que los jugadores no podrán realizar ejercicios específicos de balonmano, como es lógico.

Barrio comenta que mantiene el contacto a través de las redes con los jugadores y que también le consultan sobre distintas posibilidades en función de qué objetos puedan utilizar para el entrenamiento.

 

INCERTIDUMBRE SOBRE LA VUELTA A LA COMPETICIÓN

 

Por otra parte, hay incertidumbre sobre si el aplazamiento de partidos se prolongará más de lo inicialmente previsto, y si es así, qué ocurrirá con la competción. El técnico del equipo, José Nolasco, también se movía en esa incertidumbre. "Si nos basamos en la lógica para esa fecha del útimo mes de marzo, con los jugadores sin poder entrenar y las instalaciones cerradas, lo lógico es que no se juegue. Si el parón no va más allá y son tres o cuatro semanas las que hay que recuperar, habría que mirar fechas y meter más partidos, o retrasar el final de lacompetición unas semanas. Hay que ver posibilidades, pero dependerá sobre todo de cuándo se levanten las restricciones. La Federación y Asobal deberán ver esas posibilidades".

Cabe recordar que tal y como están las cosas Bada volvería a jugar el último fin de semana de marzo, y su partido, en casa ante Bidasoa Irún, está programado para el viernes 27 de marzo, todavía dentro del decreto de estado de alarma y con el cierre de instalaciones deportivas anunciado por el Ayuntamiento de Huesca.

Nolasco pedía responsabilidad a todos, cumplir con lo que se ha establecido y ver los acontecimientos. En cuanto a su plantilla, la inmensa mayoría se ha quedado en Huesca, tanto nacionales como extranjeros. Y de momento están tranquilos con la situación laboral durante este mes de marzo.