print
 
ALTOARAGÓN ECONÓMICO

Ricardo Arilla: “La falta de mano de obra es el problema capital para el sector”


12
Presidente de la Asociación de Instaladores de Huesca



JAVIER GARCÍA ANTÓN
17/03/2020

HUESCA.- La Asociación Provincial de Instaladores y Mantenedores de Huesca (Apehim) aplazó la asamblea ordinaria que tenía previsto celebrar este sábado en la Cámara de Comercio e Industria de Huesca pero, además de programarla para el futuro, no quiere dejar pasar más tiempo para denunciar "el problema capital" que le aqueja: "La falta de mano de obra cualificada y de personal que sepa y quiera trabajar". Así se expresa Ricardo Arilla, presidente de la organización patronal, que señala que esta carencia estructural amenaza seriamente el sector.

El presidente de Apehim asegura que el escenario ha cambiado, de manera que hoy no les inquieta prioritariamente "el intrusismo, la inestabilidad o el coronavirus", sino la imposibilidad de "reponer personal que se va y no es suplido por nadie. Ante la falta de mano de obra y de interés, nos aproximamos a la edad de jubilación y no encontramos la manera de producir el relevo". Este es el motivo por el que la Asociación, que suma las antiguas de Electrotecnia y de Fontanería y Calefacción, ha crecido este pasado ejercicio en cuatro empresas (hasta 402) y, sin embargo, los 1.444 empleados están por debajo del año precedente.

Pequeñas empresas en su práctica totalidad, constatan cómo "los fontaneros o los electricistas son contratados por fábricas, algo que es muy loable, o por algún organismo de la administración, que cogen de nuestras pymes en las que les hemos enseñado el oficio. Hay un problema grande en zonas como Binéfar, porque no hay manera de encontrar profesionales. A corto plazo el tema está complicado, pero a medio plazo fatal".

Ricardo Arilla añora "la figura del aprendiz" y lamenta el cierre sin relevo de la Escuela de Maestría Industrial. "Ambas supresiones fueron nefastas". Ante las administraciones de todos los ámbitos, desde la consejería de Educación a la de Industria, pasando por los representantes nacionales y provinciales, Ceos-Cepyme Huesca (la confederación de la que es vicepresidente) y la Federación del Metal inciden "en la necesidad de mejorar la formación. Este año repetiremos la Semana de la Formación en los Institutos. El año pasado recorrimos 19 en toda la provincia, les pusimos vídeos y acudimos los presidentes, los secretarios y algún profesional a institutos de FP y cuarto de ESO. Ver testimonios les ayudaba a entender que hay salidas incluso mejor que las universitarias".

En esta ocasión, se celebrará la jornada Aragón Skills en Huesca y cree que será una buena oportunidad "para orientar y para concienciar de que no es problema de los educadores, sino de la sociedad. Tenemos que sentarnos a la mesa gobernantes, educadores, padres, alumnos y profesionales para sensibilizarnos del problema que tiene la sociedad".

Ricardo Arilla abunda en que es preciso adecuar la Formación Profesional a las especificidades que requieren las empresas. "No hay para los instaladores y es imprescindible una formación básica amplia y una especialización. Incluso la formación dual no puede circunscribirse a las grandes empresas, sino que ha de ser muy práctica, con teoría por la mañana y por la tarde que acudan a los talleres. Pero lo primero, como me gusta decir a mí, es ir a la raíz: Para solucionar un problema, tenemos que reconocer que existe. Y, a partir de ahí, buscar la solución".

Sobre la actual coyuntura relacionada con la emergencia sanitaria y el golpe económico en torno al coronavirus, Ricardo Arilla afirma que su sector "está relacionado con muchas actividades que tienen relación, como las químicas o la construcción. Nos subcontratan muchos centros de producción. Claro que nos da miedo recordar la recesión de 2008, porque se puede crear una bola que se vaya engordando, pero primero hay que solucionar el aspecto sanitario y luego intentar evitar los perjuicios económicos".

 

EN PLENA DESACELERACIÓN

 

Ricardo Arilla resalta el dinamismo de Apehim gracias a la confluencia de las directrices de la junta y del buen desempeño del equipo profesional que dirige Rogelio López. Para el año en el que nos encontramos, se plantea precisamente incidir en la formación y en la concienciación de la responsabilidad de los instaladores. En 2019, los servicios de la organización han enviado 118 circulares informativas y 1.603 escritos, además de completar una acción de cursos realmente intensa.

Los datos sobre 2019 son inquietantes y revelan la desaceleración. Los boletines tramitados por la Asociación han caído de 3.327 a 2.861, lo que significa una caída de 466, y del total 2.579 se han formulado a través de la plataforma Pegasso. Los de suministro de agua también han disminuido de 387 a 285, un 26 % menos, y los de calefacción de 645 a 441, 30 puntos por debajo.

En un sector que tanto atañe como el de la Construcción, las viviendas libres terminadas en Huesca subieron de 282 a 341 y en Aragón de 1.460 a 2.398. Los visados de dirección de obra nueva, ampliación y reformas de viviendas en nuestra provincia cayeron de 829 a 622, y la evolución de las viviendas visadas en el Alto Aragón fue de 584 a 440.

"Todos los indicadores nos indican que afrontamos un tiempo complicado, y ahora se suma el problema de la inestabilidad por el coronavirus. La inversión pública se ha resentido porque no se han aprobado presupuestos y no han salido los planes para calderas o para electrodomésticos de gama blanca. Ahora mismo hay más incertidumbre que otra sensación".