print
 
ALTO ARAGÓN - PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

Tranquilidad y poco tráfico en Somport, El Portalet y Bielsa el primer día de controles


Guardia Civil y Policía Nacional vigilan el paso de vehículos entre países



MARÍA JOSÉ LACASTA
17/03/2020

HUESCA.-Con patrullas de Guardia Civil y Policía Nacional y muy poco tráfico han aparecido en la mañana de este martes los tres pasos fronterizos de la provincia de Huesca con Francia, tras implantarse en la medianoche los controles fronterizos terrestres tanto con el país galo como con Portugal.

No obstante, ya desde este pasado fin de semana, con la declaración del estado de alarma, la circulación por Somport, El Portalet y Bielsa se había reducido muchísimo al haberse restringido el movimiento de los ciudadanos.

La medida, anunciada este lunes por el Ministerio del Interior, supone el restablecimiento de los controles fronterizos por parte de las Fuerzas y los Cuerpos de Seguridad el Estado y la prohibición del paso a excepción de ciudadanos españoles o residentes en España que regresen al país, trabajadores transfronterizos o quienes acrediten documentalmente causas de fuerza mayor o situación de necesidad.

Esta restricción no se aplica al transporte de mercancías con el fin de asegurar la continuidad de la actividad económica y de preservar la cadena de abastecimiento. Tampoco al personal extranjero acreditado como miembro de las misiones diplomáticas, oficinas consulares y organismos internacionales sitos en España, siempre que se trate de desplazamientos vinculados al desempeño de funciones oficiales.

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Aragón han explicado a este periódico que las primeras horas de aplicación de la medida se han desarrollado en los pasos de Somport, El Portalet y Bielsa con "normalidad y poca afluencia" de tráfico.

Miembros de la Guardia Civil y de la Policía Nacional estarán controlando el paso de vehículos mientras dure el estado de emergencia. Los agentes pueden requerir documentación e inspeccionar, en el caso del transporte de mercancías, la carga que llevan los camiones, como así ha sucedido esta mañana por ejemplo en el Somport.

En el paso de El Portalet, los negocios de las ventas están cerrados y la prohibición de pasar impuesta a ambos países (salvo las excepciones citadas antes) han reducido al mínimo la circulación. Así lo señala Santiago Fábregas, director de la Agrupación Europea de Cooperación Territorial (AECT) Espacio Portalet, quien apunta que hasta la restricción impuesta esta martes "aún pasaba algún francés a hacer turismo o hacer compras en las ventas", no ya españoles porque las medidas del estado de alarma lo prohiben.

Los equipos de vialidad invernal de ambos países sí pueden acceder a realizar su trabajo, tal y como hicieron este pasado lunes cuando la nieve caída aconsejó el uso de cadenas y circular con precaución. "Hoy ya está limpia la carretera y la previsión meteorológica para los próximos días no prevé que tengan salir a la carretera, solo tal vez a hacer alguna medida preventiva con el salero".

Del mismo modo, la tranquilidad impera en el túnel de Bielsa, según ha confirmado Andrés Olloqui, director del Consorcio hispano-francés del Túnel de Bielsa Aragnouet, que considera que a lo largo del día es probable que no pasen más de un centenar de vehículos. "Esta mañana han pasado camiones y muy poquitos vehículos ligeros", explica Olloqui, que dice que "el sábado aún había tráfico, el domingo se bajó a la mitad y el lunes ya bajó a un tercio de lo que suele ser, y hoy martes no sé si llegaremos a los cien vehículos".

En el caso de este paso fronterizo, el control de vehículos se ha establecido en la zona de Parzán.