print
 
CONSECUENCIAS DEL COVID-19

El presidente de Aragón no descarta que la comunidad entre en recesión por el impacto del coronavirus


Javier Lambán afirma que el "apagón de la economía" dependerá del grado de cumplimiento del confinamiento para frenar la pandemia



O. ISARRE
20/03/2020

HUESCA.- El presidente aragonés, Javier Lambán, no descartó que la comunidad autónoma entre en recesión este año, ya que el coste económico para Aragón, "sobre todo en el corto plazo", va a ser "muy elevado".

Lambán se basó en impresiones ya que la propia evolución del coronavirus no permite hacer estimaciones ni para Aragón ni para España.

Entre tanto, el Gobierno de Aragón hace previsiones de todos los escenarios posibles para "ver la repercusión en cada sector" y establecer mecanismos para "mantener la actividad" en los estratégicos.

El impacto que tendrá el Covid-19, insistió Lambán, dependerá del tiempo de confinamiento: "En función de ese tiempo de apagón de la economía, dependerá la gravedad y profundidad de la crisis".

El presidente autonómico aseguró que su Gobierno ya ha empezado a tomar medidas para mitigar el impacto, no solo en el plano sanitario, sino también en el económico y laboral.

Así, "todos los departamentos" del Gobierno de Aragón están trabajando en los "escenarios futuros" y, "sobre todo, para que determinados proyectos y dinámicas estratégicas no se paren".

Del sector agroalimentario, Lambán afirmó que su evolución "dependerá de que el mercado exterior siga comprando, que se reactive la economía en China y de que seamos capaces de mantener el tono del mercado interno".

Una meta del Ejecutivo aragonés para este sector es la de "intentar que las inversiones no se paralicen".

Eso sí, el principal escollo para todo ello, tanto para el sector agroalimentario como para la economía en general, será el tiempo de confinamiento y, por tanto, de "apagón de la economía".

En este sentido, Javier Lambán manifestó que "todo dependerá del compromiso de la sociedad civil y de las empresas".

El presidente del Gobierno aragonés elogió la labor ciudadana "encomiable", así como "el compromiso francamente alto" de las empresas.

"Si se mantiene así -aseguró el presidente del Gobierno de Aragón-, superaremos la situación y confío que pronto".

 

"TRANQUILIDAD PERO ESTANDO EN TENSIÓN"

 

Lambán, que este jueves acudió a Teruel junto a otros miembros de la DGA e instituciones sanitarias, manifestó tras la reunión con representantes de la ciudad y provincia turolense que la ciudadanía debe estar "tranquila, aunque no sea la palabra que mejor lo defina", pero "en tensión" para poder "estar a la altura de la situación y cumplir las normas".

El presidente aragonés llamó a los ciudadanos a velar "con la máxima eficacia" estas "restricciones de derechos", que son "compatibles con la sensación de seguridad". "Las Administraciones los están protegiendo y haciendo todo lo necesario para que la crisis sanitaria quede atrás cuanto antes".

Lambán señaló que en la gestión de esta crisis, la relación de la DGA con los demás poderes públicos y la sociedad civil estará basada en "la transparencia, la coordinación y muchísima coordinación".

 

LLEVARÁ LAS PETICIONES DE LOS AUTÓNOMOS A SÁNCHEZ

 

Volviendo al impacto del coronavirus en la economía, Lambán reseñó que las organizaciones de autónomos, tras las medidas económicas adoptadas por el Gobierno central, trasladaron al Ejecutivo regional que "se sienten descuidados".

A causa de esa sensación, Lambán se reunirá este viernes con las organizaciones de trabajadores por cuenta propia con el de fin de que le expliquen cuáles son esas "carencias" y "ver en qué podemos ayudar".

El presidente de Aragón recordó que todos los fines de semana hay videoconferencia del presidente nacional, Pedro Sánchez, con los de todas las comunidades autónomas. Será en ese foro, adelantó Lambán, donde llevará las quejas y reclamaciones de "toda la sociedad aragonesa", incluidos los autónomos.

 

EL "IMPERATIVO" DE ASEGURAR LA CADENA ALIMENTARIA

 

El Consejo de Gobierno de Aragón celebrado este jueves en Teruel constató nuevamente "la necesidad imperativa de asegurar la cadena alimentaria desde el campo hasta la tienda".

El presidente autonómico aseveró quepreservar la cadena alimentaria es "un elemento absolutamente esencial para que el confinamiento funcione con la mayor seguridad y eficacia posible".

Con el mismo propósito de garantizar la cadena de distribución de alimentos, el Ejecutivo regional está tratando de mantener abiertas las fábricas del sector y el transporte público, entre otras cuestiones, pero eso sí, remarcó el presidente de Aragón, "siempre con seguridad para los trabajadores" de dichas empresas.