print
 
CORONAVIRUS

Los crespillos de Barbastro se harán este año de puertas para adentro


12
La plaza del Mercado de Barbastro no albergará mañana esta fiesta gastronómica



ÁNGEL HUGUET
21/03/2020

BARBASTRO.- El olor a crespillos recién hechos y la animación se echarán en falta este domingo en la plaza del Mercado de Barbastro donde estaba previsto el evento festivo y gastronómico que organiza Tradiciones desde hace 27 años en colaboración con el Ayuntamiento y varios apoyos. "Nos quedamos sin crespillos. Ya comentamos esta posibilidad con antelación porque la situación se veía venir. Este año tocará hacerlos en casa para que la familia disfrute del postre" ha señalado Fernando Noguero, miembro de Tradiciones y uno de los promotores de la fiesta declara de Interés Turístico en Aragón desde el año 2015.

En la historia de 27 años es la primera vez que se suspende por causa muy justificada, sin posibilidad de recuperarla porque el producto esencial, la borraja, tiene fecha de caducidad. Así que los miles de hojas que se recogían un día antes en las huertas tendrán otros destinatarios, aunque la producción es tan importante que no parece probable la venta de tantas hojas de borraja. La referencia del año pasado fueron 14.000 postres elaborados entre 150 cocineros y cocineras de tres generaciones.

Se aplaza, también, el homenaje previsto a Dorita Mur y Joaquín Coll, dos "históricos" que participaron en la Fiesta del Crespillo desde la primera vez que se celebró en el Coso en el año 1994 con cuatro hornillos. "Los reconocimientos se trasladan al año próximo porque ya están decididos y es preferible entregarlos en público en el mismo ambiente que trabajaron Dorita y Joaquín, compañeros en el mismo hornillo", ha explicado Fernando Noguero.

En la historia de 26 años se han elaborado cerca de 215.000 crespillos, de los cuales 140.000 en la última década conforme a la tradición de celebrar el rito de la preñez de las oliveras con motivo de la Fiesta de la Encarnación (24 de marzo).

La primera vez se celebró en el Paseo del Coso, el 20 de marzo de 1994, y se condimentaron 4.000 crespillos. En aquella primera cita en torno a fogones y hornillos estuvieron los más veteranos Jovita Pardinilla, que sigue en activo, Luis Montes y Teresa Bafaluy, retirados de la causa, Dorita Mur y Joaquín Coll, fallecidos en los dos años últimos.

La iniciativa surgió durante una cena literaria donde el gastrónomo Joaquín Coll planteó a Elita Davias, compañera de Concejo, la posibilidad de organizar una fiesta gastronómica en torno al crespillo. A partir del año 1994, el evento se trasladó a la plaza del Mercado, de cinco hornillos se pasó a trece y más tarde a quince, para condimentar 14.000 crespillos con borrajas procedentes de las huertas de Barbastro, Burceat, Colungo y Costean. En menor cantidad se elaboran con espinacas y en las últimas ediciones se condimentan crespillos para celíacos.

Este encuentro se ha convertido en uno de los referentes en torno a este postre tradicional. y gracias a la fiesta, se fundó en Barbastro la primera Cofradía del Crespillo y de la Borraja.

Al evento se han sumado, en diferentes momentos, la Banda Municipal y Los Gaiteros del Somontano, fieles a la cita en los últimos años.