print
 
CRISIS

De Cos advierte de que la crisis por el coronavirus será “muy acusada” a corto plazo


El gobernador del Banco de España alerta de una perturbación sin precedentes en la economía y pide políticas fiscales



E.P.
21/03/2020

MADRID.- El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha advertido este viernes de que la "perturbación sin precedentes" provocada por la pandemia del coronavirus tendrá una "intensidad incierta", aunque "muy acusada" en el corto plazo, por lo que ha pedido "más ambición" de las políticas fiscales europeas.

En un comunicado, Hernández de Cos ha afirmado que las "necesarias medidas" de contención en España y en otros muchos países europeos han llevado a una disrupción "muy severa" de la actividad económica, y a pesar de que aún no existen indicadores para precisar su intensidad, afirmó que el deterioro de la actividad será "muy acusado" en el corto plazo.

"La pandemia será un episodio transitorio. Sin embargo, la duración de sus efectos depende crucialmente del éxito de las medidas para reducir los nuevos contagios y, también, de las políticas aplicadas para atenuar el impacto derivado del cese de la actividad de muchas empresas y de las consiguientes pérdidas de empleo", ha subrayado el gobernador.

En su opinión, las políticas públicas son "cruciales" para evitar que lo que es una caída transitoria de actividad y rentas de familias y empresas acabe transformándose en una más persistente.

En esta línea, recuerda que la mayoría de los gobiernos de la UEM han adoptado importantes medidas presupuestarias de apoyo a familias, autónomos y empresas que "deberían amortiguar de manera sustancial" el impacto de esta crisis, pero pide políticas fiscales "más ambiciosas" y mayor "coordinación" entre los países de la UE.

Asimismo, apunta que se han movilizado volúmenes "muy cuantiosos" de recursos a través de avales y garantías públicas para ayudar a que el crédito siga fluyendo a familias y empresas, y añade que estas políticas constituyen de manera natural "la primera línea de acción" para afrontar los efectos de la crisis, pero no la única. "Son medidas necesarias y adecuadas para este momento de máxima urgencia", reitera.

No obstante, advierte de que la dimensión de la perturbación hace necesaria una "mayor ambición" de las políticas fiscales europeas comunes, a través de las herramientas existentes para tal fin, como el Mecanismo Único de Supervisión (Mede), el Banco Europeo de Inversiones (BEI) o los Presupuestos de la UE, o incluso otras nuevas que pudieran complementar a estas, por ejemplo, a través de un refuerzo de las herramientas comunes de compartición del riesgo presupuestario de los países individuales.

"Una mayor ambición y coordinación de la respuesta a escala europea no es una opción; es una necesidad", ha reiterado el gobernador del Banco de España.

Asimismo, afirma que el Consejo de Gobierno del BCE está dispuesto a hacer "todo lo que sea necesario" para defender así los intereses la ciudadanía europea. "Esto implica que podría aumentar el tamaño o la duración" del programa iniciado, así como "su composición si fuera necesario".