print
 
CONSECUENCIAS DEL COVID-19

El Hospital San Jorge de Huesca habilita el gimnasio de la zona de rehabilitación para urgencias


En el Hospital Provincial y en el de Barbastro también se amplían espacios



BEGOÑA SIERRA
21/03/2020

HUESCA.-  Los Hospitales del Área sanitaria de Huesca y Barbastro han puesto en marcha diferentes operativos para duplicar la capacidad de las Urgencias y las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) frente a la pandemia de Covid-19. Con este fin, el gimnasio del área de rehabilitación del Hospital San Jorge de Huesca se ha habilitado para transformarse en un nuevo espacio de Urgencias que entrará en funcionamiento este lunes.

En su interior alberga un total de diez camas disponibles para pacientes que no tengan infecciones respiratorias, tal y como ha detallado José Ignacio Castaño, gerente de los sectores sanitarios de Huesca y Barbastro. Además, desde ayer se ha habilitado una zona en la parte de consultas externas del Hospital San Jorge para derivar allí a las personas que acudan a las urgencias de este centro hospitalario en tres especialidades: oftalmología, otorrinolaringología y traumatología. De esta forma, no tienen que acudir a la puerta principal de Urgencias y se les puede atender en estas consultas de manera que así “se descongestiona un poco la entrada a este servicio”.  

Por otra parte, en el Hospital de Barbastro, se ha trasladado el Hospital de Día Oncológico a otra zona y en ese espacio se ha creado una unidad de Urgencias para pacientes sin procesos infecciosos de tipo respiratorio.

Igualmente, en el Provincial se ha cerrado el Hospital de Día Geriátrico para reconvertirlo de manera temporal en una sala con 15 camas que complementará al Hospital San Jorge. 

Respecto a cuidados intensivos, José Ignacio Castaño ha detallado que el Hospital San Jorge tiene diez camas “y este fin de semana estamos habilitando una zona próxima en la que vamos a colocar seis puestos nuevos”. 

En Barbastro se ha llevado a cabo una iniciativa similar. En este centro hospitalario la UCI cuenta con seis camas operativas y se han ampliado otras cuatro más. Además se ha habilitado otro espacio próximo para poder habilitar otras cuatro plazas, “de tal manera que podríamos llegar a 14”, ha apuntado. 

Pese a este plan de contingencia diseñado con motivo de la pandemia de coronavirus, José Ignacio Castaño ha hecho un llamamiento a la calma. “Nuestra intención es transmitir a la ciudadanía que pueden estar tranquilos porque la sanidad pública del Alto Aragón está preparada para ganar esta batalla”, expone. 

Y ha concluido pidiendo “que nadie se asuste porque tenemos en estos momentos un margen de maniobra sustancial  y en los hospitales de la provincia tenemos más de 100 camas preparadas por si tenemos que adecuarnos a la situación”.