print
 
BALONMANO - ASOBAL

Aragonés apuesta por terminar


El presidente de la Asobal confía en que la liga se reanude en mayo y se pueda finalizar y ve "beneficioso" el que los clubes se acojan a los ERTE



EFE
22/03/2020

MADRID.- El presidente de la Asobal, Adolfo Aragonés, reconoció tras el ERTE presentado el viernes por el Recoletas At. Valladolid y el Ángel Ximénez Avia Puente Genil, que ésta será una medida a la que probablemente acabarán recurriendo la "mayoría" de los clubes de la Liga de balonmano.

"No sé si afectará a toda la Liga, pero sí que habrá una mayoría de clubes que se acoja. Los clubes, como todo el pequeño comercio y toda la pequeña industria, van a utilizar las medidas del Gobierno para paliar el problema de la inactividad laboral que sufre el país por esta desgraciada pandemia", señaló Aragonés.

De hecho, además del Recoletas At. Valladolid y del Ángel Ximenez, así como el Abanca Ademar de León, otros clubes como el Bada Huesca o el Frigoríficos del Morrazo están estudiando esta posibilidad.

Una medida que a juicio del presidente de la Asobal es en estos momentos "beneficiosa" tanto para los clubes como para los jugadores y técnicos, que tienen garantizado el regreso a su puesto de trabajo cuando finalice el estado de alarma.

"Los ERTE, en las condiciones que ha decretado el gobierno, son beneficiosos para los empresarios, en este caso los clubes, y para los trabajadores, en este caso los jugadores", señaló Aragonés.

Una idea con la que coincide en parte la Asociación de Jugadores de Balonmano (AJBM), que aunque aseguró que "no le gusta" la medida, afirmó que la "entiende" dadas las actuales circunstancias. "No nos parece bien, pero hay que entenderlo. No nos parece bien porque el trabajador no cobra su nómina entera, aproximadamente el 70 por ciento de su salario, pero los entendemos, porque no hay actividad", señaló el gerente de la AJBM, Claudio Gómez.

No obstante, la AJBM recordó que existe la posibilidad de negociar directamente entre los clubes y los jugadores un complemento para poder llegar a cobrar el cien por cien.

Igualmente comprensivo con las medidas adoptadas por los clubes se mostró el entrenador Manolo Cadenas, uno de los afectados por el ERTE presentado por el Ademar de León.

"Todos sabemos cómo están los equipos de Asobal, los esfuerzos que tienen que hacer para conseguir los presupuestos y en una situación tan especial, en la que se suspende la competición, es normal que los clubes intenten salvar la situación con el ERTE. Lo importante, sobre todo, es la continuidad del club. Que no se endeude como ocurrió en el pasado y podamos seguir adelante la próxima temporada", añadió el entrenador del conjunto leonés.

 

REANUDACIÓN O NO

 

Más divergencias existen sobre la posibilidad de que la competición balonmanística pueda reanudarse, ya que mientras la Asobal trabaja con la posibilidad de que la Liga regrese el próximo mes de mayo, el técnico del Ademar ve muy complicado poder concluir la temporada. "Tal como van los plazos es difícil, porque quedan muchos partidos por disputar –faltan por jugarse once jornadas-, y aunque siempre se puede buscar una solución parece difícil que se pueda reanudar la competición", indicó Cadenas.

Una competición que según los distintos escenarios que baraja la Asobal podría reanudarse como muy pronto el próximo 1 de mayo.

"Da la impresión por todos los informes del Gobierno de que antes del 15 de abril va a ser muy difícil levantar todas las restricciones, incluida la de poder entrenar, por lo cual en estos momentos la Asobal baraja que, como mínimo, la Liga podría empezar el 1 de mayo y luego intentar acabar lo antes posible", explicó el presidente de la Asobal, Adolfo Aragonés.

Y es que tanto la Asobal como la Asociación de jugadores (AJBM) quieren que entre el levantamiento de las medidas de restricción de movimientos y el posible inicio de la competición, los jugadores puedan tener al menos un par de semanas de trabajo para prevenir posibles lesiones.

Una preocupación que comparte la Asobal, que como señaló su presidente Adolfo Aragonés, no contempla retomar la competición sin un período mínimo previo de días de entrenamiento.