print
 
PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

Abogados y procuradores afirman que "no se van a perder derechos" por la crisis sanitaria generada por el coronavirus


Los profesionales de la Administración de Justicia sí admiten que se van a producir retrasos



O. ISARRE
23/03/2020

HUESCA.- Los juzgados están cerrados al público hasta nueva orden, una restricción de la que no se salvan siquiera los abogados salvo para cuatro excepciones: actuaciones que no se puedan aplazar, medidas cautelares de protección del menor, violencia de género, actuaciones con detenido e instrucciones penales cuando hay presos.

Todo lo demás se ha suspendido, y el periodo de confinamiento se prologó este domingo durante dos semanas más. Ángel García Bernués, decano del Colegio de Abogados, apoya la medida porque lo fundamental ahora es hacer frente a la crisis sanitaria y evitar nuevos contagios. Por tanto, "la Justicia funciona en lo que es urgente y no se puede aplazar".

La paralización de todos los demás asuntos conlleva, explica García Bernués, "la suspensión de todos los plazos, incluidos los de prescripción y caducidad".

"No se van a perder derechos", afirma tajante el decano de los abogados, quien insiste en que ahora esto "no es lo más urgente".

Su homólogo en el Colegio de Procuradores, Ramiro Navarro, es de la misma opinión y, mirando ya al día en que la vida vuelva a la normalidad, pide a procuradores y abogados que presenten los casos que se han aplazado por el confinamiento "poco a poco" para evitar el colapso de la Justicia.

Este parón, dure lo que dure, será "más grave que el de agosto", porque en verano se pueden presentar ciertos escritos, pero "ahora ni eso", señala.

"Tenemos que guardarlos y luego irlos presentando paulatinamente para no atascar los juzgados", reitera el decano de los procuradores.