print
 
ALTO GÁLLEGO - AYUNTAMIENTO DE SABIÑÁNIGO

El teletrabajo se impone en el Ayuntamiento de Sabiñánigo anter la crisis sanitaria generada por el coronavirus


El Consistorio serrablés adopta medidas para proteger la salud de sus empleados



MERCEDES PORTELLA
23/03/2020

SABIÑÁNIGO.- Los trabajadores del Ayuntamiento de Sabiñánigo a los que les ha sido posible están realizando teletrabajo en sus respectivos puestos. "En los casos en los que no es posible, hemos buscado otras opciones para que puedan hacer trabajos efectivos, otros se han cogido vacaciones, y otros, permisos que contempla la Ley, y hemos considerado que no vinieran a trabajar aquellos con especial riesgo", explica la alcaldesa de Sabiñánigo, Berta Fernández.

Asimismo, indica que ha suspendido la segunda actividad de efectivos de la Policía Local que se habían acogida a ella, "para que si es necesario puedan pasar al servicio activo y completar las patrullas de la Policía. Y seguimos en contacto con el Ejército y la Guardia Civil para coordinar a todas nuestras fuerzas de seguridad para hacer labores de apoyo y cumplimiento de las medidas recogidas en el Real Decreto de Estado de Alarma, unas medidas de coordinación lógicas".

La alcaldesa apunta que está en contacto con la junta de portavoces de los grupos políticos del Ayuntamiento, "con quienes hemos ido manteniendo reuniones para informar de los diferentes pasos que vamos dando".

En cuanto a reorganizar las comisiones y las sesiones plenarias, la alcaldesa dice que de momento no es necesario porque hasta finales de abril no toca celebrar pleno ordinario. "Tenemos algo de margen para terminar de estructurar y configurar las diferentes reuniones de las comisiones que tengamos de aquí hasta esa fecha. Esperemos que antes se acabe el estado de alarma y volvamos a la normalidad", señala.

Según la regidora, el Consistorio mantiene "una comunicación fluida con los alcaldes de los pueblos asociados a Sabiñánigo para comentar la situación que tienen en sus respectivas localidades y poder articular las posibles necesidades".

Por su parte, el autobús urbano ha restringido los viajes al 50 por ciento y la capacidad al 30 por ciento.

Berta Fernández insiste en la necesidad "de mantener la calma, de seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias", e insta "al sentido común y a la responsabilidad de la ciudadanía, evitando concentraciones y reuniones".