print
 
FÚTBOL - SEGUNDA DIVISIÓN

El Huesca reanuda los entrenamientos para mantenerse en forma mientas dure el parón por el coranavirus


El equipo comienza con una semana de "reacondicionamiento"



J. G. S.
23/03/2020

HUESCA.- El Huesca ha reanudado este lunes los entrenamientos de una forma muy peculiar, con cada futbolista trabajando en su domicilio. El estado de alarma por la crisis sanitaria del Covid-19 obliga a todos a quedarse en casa y, desde ahí, la plantilla azulgrana ha iniciado un plan para mantenerse en forma que le ha facilitado el cuerpo técnico.

David Porcel, preparador físico, y Jordi Carracedo, readaptador, son los principales encargados del apartado físico, mientras que el entrenador, Míchel Sánchez, y el resto de miembros del cuerpo técnico, Salva Funez, Adrián Sipán y Adrián Mallén, hablan con los jugadores sobre aspectos tácticos.

Porcel explica que esta semana la han planteado de "reacondicionamiento", después de que el plantel oscense haya disfrutado de diez días "con descanso lo más pasivo posible", pero sin parar con ejercicios para seguir activos. El trabajo de esta semana va a ser "gradual", teniendo en cuenta también los recursos de los que dispone cada futbolista.

"Esta semana lo vamos a hacer de manera gradual y con la limitación que tenemos de espacio con algunos jugadores, sobre todo, a través de trabajos en bici, que tienen todos; el que pueda hacerlo en cinta, en cinta, y diferentes ejercicios de autocarga con material funcional que tienen en casa; de fuerza, tanto de tren superior como inferior, y a nivel de carga cardiovascular, todo basado en circuitos de alta intensidad, de un determinado numero de repeticiones", indica el preparador físico azulgrana, quien especifica que cada jugador ha recibido el planning semanal y vídeos de los ejercicios.

La comunicación jugadores-cuerpo técnico es diaria. Porcel señala que Carracedo y él han pedido a los futbolistas "mucho feedback" para conocer sus impresiones con estas sesiones. "Estamos día a día hablando con ellos y nos comentan tanto dudas como qué les ha parecido el entrenamiento a nivel de carga porque es la única manera de cuantificar que tenemos y es importante para nosotros que ellos nos digan sus sensaciones".

Todos los integrantes de la plantilla tienen "trabajos generales", pero, además, se están "atendiendo a necesidades concretas de determinados jugadores". Algunos, por la carga de minutos o por la edad, "necesitan otro tipo de planteamientos". Está también el caso excepcional de Cheick Doukouré, quien, siempre supervisado por Carracedo, "es el único que tiene un plan totalmente distinto al resto", ya que está en "otra fase", declara el preparador físico azulgrana. "Estamos intentando que siga trabajando lo más parecido posible a lo que hacía en el día a día cuando estábamos entrenando en el césped".

El trabajo preparado para la plantilla será progresivo con el paso de los días y las semanas mientras continúe el confinamiento. "El objetivo de esta semana es que puedan realizar las seis sesiones sin ningún problema y que se puedan adaptar a las cargas que les planteamos y, la semana siguiente, iremos subiendo la intensidad y la carga, y así mantener una progresión hasta que llegase el momento en el que pudiéramos hacer otro tipo de entrenamientos. Ya no digo en grupo, sino que se permitiera hacer algo más en las calles, depende de como funcione todo", manifiesta Porcel.

Por lo tanto, la ampliación del estado de alarma hasta el 12 de abril y la posibilidad de que dure más tiempo no ha pillado de imprevisto al equipo, ya que el preparador físico y el resto del cuerpo técnico ya se habían puesto "en lo peor". "Desde la semana que teníamos partido contra el Málaga, antes de que lo suspendieran, ya nos pusimos en la peor situación, que es en la que estamos ahora, porque para cambiar a mejor siempre hay tiempo y es fácil".

"Nos pusimos en la peor de las situaciones para que no nos pasase, por ejemplo, que nos pensáramos que íbamos a competir a corto plazo y no hacerles ni descansar. No nos trastoca mucho, cuanto antes llegue el momento de poder entrenar en grupo, mejor para todos, pero al nivel de la planificación que tenemos no nos va trastocando el confinamiento", concluye Porcel.