print
 
SOMONTANO - URBANISMO

Comienza el derribo de un edificio situado en la Plaza de la Tallada de Barbastro


La decisión se ha tomado tras el informe de ruina previo emitido por los técnicos municipales



ÁNGEL HUGUET
23/03/2020

BARBASTRO.- El derribo del edificio situado en la Plaza de la Tallada se enmarca entre la política de previsión y seguridad de estructuras que lleva a cabo el Ayuntamiento a través del Área de Urbanismo que preside el concejal Lorenzo Borruel. Las obras de derribo se realizan por decisión de los propietarios del inmueble tras el informe previo emitido por los técnicos municipales, declaración de ruina por falta de conservación y déficit estructural según informo Borruel.

En este sentido Hha señalado que "el edificio estaba en situación de colapso con muchos riesgo y se apremió por la vía de urgencia para que realizaran el derribo. La seguridad en la vía pública es esencial y destaca entre los objetivos del Área de Urbanismo. Hasta ahora se han derribado cuatro casas viejas entre calles Sol, El Castillo, Lacorte, por iniciativa municipal y La Tallada por cuenta de los propietarios. En la lista de necesidades hay varias actuaciones pendientes que se ejecutarán en cuanto sea posible, entre ellas en calle Pablo Sahún".

Lorenzo Borruel opina que "son actuaciones muy necesarias, algunas llevan tiempo entre los expedientes y es preciso sensibilizar a la gente de que los edificios en estado ruinoso llevan consigo mucho riesgo. En las actuaciones realizadas se sigue el protocolo oficial que incluye -si es necesaria- la autorización judicial para entrar los técnicos". En esencia, "se trata de garantizar la salubridad y seguridad en la vía pública"

Respecto a los solares que se generan tras los derribos, "se trabaja en busca de soluciones que permitan acciones de desarrollo hasta donde es posible llegar en la medida de nuestras posibilidades porque son de propiedad privada". Al mismo tiempo, "en cuanto pase la crisis generada por el Covid-19 se sacarán, de nuevo, las subvenciones para el pintado de fachadas y rehabilitaciones" aunque lamenta "la escasez de peticiones recibidas para el acceso a ayudas del Área de Renovación Urbana (ARU)" y confía en que se amplíe el plazo previsto.