print
 
ALTO ARAGÓN - RIEGOS DEL ALTOARAGÓN

Riegos reanuda la campaña tras suspenderse una semana


A partir de este miércoles se atenderá la demanda de agua que precisen los regantes



MARÍA JOSÉ LACASTA
24/03/2020

HUESCA.- La Comunidad General de Riegos del Alto Aragón levanta este miércoles, la suspensión temporal de su campaña de riego, según acordó este lunes la Comisión de Uso de Aguas en coordinación con la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE). La previsión es reanudar la campaña de manera continuada hasta su conclusión para dar servicio a las alrededor de 135.000 hectáreas de regadío del sistema.

Como se recordará, Riegos había decidido iniciar la campaña el lunes 16 de marzo, pero la declaración del estado de alarma el fin de semana anterior por la propagación del coronavirus hizo que la Comunidad General decidiera suspenderla dos días después, el pasado miércoles 18 de marzo, para así evitar riesgos innecesarios a los trabajadores de los servicios de vigilancia y guardería de canales, tanto de Riegos como de la CHE. La suspensión fue posible porque se preveía que la demanda de agua no fuera muy elevada al haberse registrado precipitaciones en forma de lluvia los días anteriores.

De este modo, la campaña habrá estado en suspenso una semana y este miércoles se retomará.

El presidente de Riegos, César Trillo, remarcó el lunes a este periódico que la suspensión era temporal y que como había llovido se podía estar unos días sin riego y sin necesidad de tener personal de servicio para "no arriesgar cuando no es necesario".

Añadió que la decisión de reanudar la campaña una semana después se ha tomado porque dentro del sistema, en concreto en las zonas de Ontiñena, Candasnos, Bujaraloz, etcétera, "llovió menos" y es más precisa el agua que en otras áreas.

Los trabajadores de los servicios de vigilancia y guardería trabajarán -añadió Trillo- con las medidas de seguridad establecidas por el gobierno para evitar contagios. "Irá uno en cada coche y cuando se tengan que juntar tendrán que mantener la distancia mínima", manifestó el presidente de los regantes, que incidió en que la vigilancia y control de los canales se hace entre personal de Riegos y de la Confederación.

Detalló, asimismo, que se han hecho equipos de trabajadores para que si alguno de los grupos tuviera que someterse a cuarentena lo pudiera reemplazar otro. Aunque no supo precisar el número concreto de trabajadores que tendrán que estar por los canales y las fincas de riego en los próximos días, apuntó que el número irá variando conforme vaya desarrollándose la campaña.

La temporada arranca con riego a demanda y con un volumen de agua embalsada de unos 700 hectómetros cúbicos. La preocupación a medio-largo plazo es poder mantener esa demanda, porque ahora los embalses están prácticamente llenos.

Trillo explicó que el miércoles se sabrá si ya ha habido pedidos, aunque cree que si hay no habrán sido muchos. En este sentido, dijo que "en riego por gravedad, no pueden regar todos el mismo día como en aspersión, sino que tienen que establecer un turno que viene a durar de 8 a 10 días; de modo que el primero riega este martes y el último a los diez o doce días", comentó.

De momento, se pone en marcha una campaña con mejores perspectivas que la del año pasado, que se inició con mucha más cautela.