print
 
JUEGOS OLÍMPICOS - TOKIO 2020

Las opciones que baraja el COI, sus pros y sus contras


Los organizadores tienen cuatro opciones, todas con ventajas e inconvenientes



NATALIA ARRIAGA
24/03/2020

MADRID.- La posibilidad de aplazar los Juegos Olímpicos de Tokio, admitida por primera vez el domingo por el COI, abre un periodo de cuatro semanas en las que el organismo deportivo y sus socios japoneses deben poner en una balanza las ventajas e inconvenientes de las distintas opciones y comprobar qué es lo que pesa más.

 

MANTENER LAS FECHAS

 

A favor: Es la opción preferida de Tokio 2020, que va hacer fuerza para que, en la medida de lo posible, los Juegos se inauguren el 24 de julio. "Nosotros somos Tokio 2020...así que esa es nuestra posición", dijo ayer el presidente del comité organizador, Yoshiro Mori. Ya se han vendido casi siete millones de entradas, por valor de 83 millones de dólares. Cualquier aplazamiento obligaría a renegociar contratos con patrocinadores, televisiones, aseguradoras...

En contra: Todo está en contra de mantener las fechas: la evolución de la pandemia; las peticiones de aplazamiento de comités olímpicos; la decisión de países como Australia y Canadá de no participar si los Juegos son en julio; y, sobre todo, la suspensión de todos los torneos de clasificación.

 

APLAZAR A FINALES DE AÑO

 

A favor: El contrato firmado por el COI, el comité organizador y el comité olímpico japonés habla de la organización de los Juegos "en 2020", por lo que la renegociación de cláusulas y condiciones sería más sencilla si no se cambia de año. Con un retraso de solo algunos meses las infraestructuras deportivas requerirían unos mínimos gastos de mantenimiento. La preparación de los deportistas se vería afectada, pero de manera relativa.

En contra: En una situación cambiante de hora en hora, es imposible afirmar que en octubre o noviembre la pandemia estará ya controlada. Un aplazamiento de unos meses no descarta un nuevo aplazamiento. Por otra parte, muchas de las infraestructuras deben pasar a manos de terceros en septiembre, en cuanto acaben los Paralímpicos.

 

APLAZAR A 2021

 

A favor: Es lo que han hecho la UEFA y la CONMEBOL con la Eurocopa y la Copa América de fútbol. Los deportistas podrían seguir su ciclo natural de preparación. Aquellos que pensaban poner fin a su carrera deportiva en Tokio tendrían que prolongarla "solo" un año más.

En contra: El calendario de las federaciones internacionales está cerrado desde hace años. En julio de 2021 está previsto mundial de natación en Fukuoka (Japón); y en agosto, de atletismo en Eugene (EE.UU.). Mover los Juegos a ese año complicaría enormemente la vida de muchas federaciones.

 

APLAZAR A 2022

 

A favor: Los Juegos se disputarían en año par, menos sobrecargados en la programación federativa, máxime cuando el Mundial de fútbol, en Catar, se jugará entre noviembre y diciembre por el calor.

En contra: Dos años pueden ser un mundo en la carrera de un deportista. Aquellos que ya se hayan clasificado para los Juegos pueden estar en 2022 fuera de forma, lesionados o retirados. Cabe pensar en posibles demandas por daños y perjuicios. Además, en 2022 ya se disputarán otros Juegos, los de invierno en Pekín.