print
 
PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

Las plantillas de sanitarios de Huesca, casi al 100 % ante el pico epidémico


Las quejas, un día más, son por la falta "absoluta" de equipos de protección



O. ISARRE
25/03/2020

HUESCA.- El personal sanitario espera el temido pico del coronavirus que se espera para los próximos días con prácticamente todos sus efectivos disponibles, aunque algunos centros de Atención Primaria, como el de Tamarite o Biescas, ya tienen a varios profesionales apartados del servicio activo por la Covid-19.

Maite Villarroel, vocal del Colegio de Médicos para hospitales, explicó que la plantilla del Hospital San Jorge está bien, aunque "algún" centro de Primaria está algo apurado, pero estas bajas "se han podido suplir de momento".

También el presidente del Colegio de Médicos, José María Borrel, apuntó que, en general, los centros siguen contando con su plantilla, a excepción de los casos de Biescas y Tamarite, donde más fuerte ha golpeado el coronavirus a los sanitarios. "El resto va resistiendo bastante".

Sin embargo, el presidente del Colegio de Médicos insistió un día más en la carencia "absoluta" de medios, especialmente EPI (equipos de protección individual) y transporte, con casos de "hasta 8 horas de espera para trasladar a pacientes en Biescas".

"No hay EPI, pedimos (a Sanidad) y no hay, los que salen son por iniciativas particulares, que agradecemos muchísimo", manifestó Borrel, quien aseveró que el personal del 061, hospitales y Primaria, "está absolutamente desprotegido".

Esa resistencia de los centros a la que aludía Borrel ante el virus se quiebra cuando "un profesional entra en contacto con un caso y como no hay test diagnósticos o se tarda mucho, ya es tarde" cuando se hacen las pruebas. "Desde el 19, un sanitario sigue esperando las pruebas tras haber tenido muchos contactos", puso de ejemplo.

En la misma línea, el área médica de Cemsatse (sindicato que agrupa a médicos y enfermeros) reseñó que de material de protección "está lo justo y racionado", y alabó las donaciones de material de ciudadanos y empresas.

Borrel es consciente de que se trata de una situación "excepcional", pero ello no quita "para denunciar lo que ocurre y que los recursos son escasos". Esa denuncia tiene como fin que se pongan medidas -como que los médicos voluntarios empiecen a trabajar ya- antes de que llegue "lo peor", que aún no ha llegado.

Otra queja del Colegio es la inoperancia del 061 -reservado para casos aparte del coronavirus-, que "sigue sin ser un teléfono útil". "No se puede contactar con ellos para traslados y sigue habiendo casos severos y vitales" al margen del coronavirus.

Desde la parte de medicina de Cemsatse se apuntó que las bajas de sanitarios por coronavirus en el sector oscense son escasas. "En el sector de Barbastro hay más, sobre todo por Tamarite", detallaron.

"En Huesca se está controlando de momento y se está contratando", señalaron desde la parte de enfermería de Cemsatse, para quien las bajas "de momento están siendo asumibles".

Pero hay temor entre todas las fuentes consultadas por los próximos días y ver cómo golpeará el anunciado pico de la pandemia a la provincia y a quienes tienen que tratarla, el personal sanitario.

Sin embargo, hay varios factores a favor de la provincia, como señalaron varios de los profesionales sanitarios consultados, que no son otros que las medidas se empezaron a tomar cuando en la provincia aún no se había descontrolado del todo la pandemia. "Aquí estamos en un entorno más seguro que en Madrid porque se tomaron medidas previas a la diseminación" del virus, afirmó Villarroel, quien no obstante repitió los mismos llamamientos de estos días: "Hay que quedarse en casa y tenemos que tener suficientes medios de protección".

En la misma línea, la faceta médica de Cemsatse pidió a la ciudadanía "que no se relaje" y previó que el confinamiento "va a ir para largo". De su cumplimiento dependerá el impacto del coronavirus e incluso el tiempo mismo de aislamiento.

 

OPINIONES ENCONTRADAS SOBRE LAS MEDIDAS PREVIAS

 

Los preparativos para hacer frente al temido pico del coronavirus ya están llegando a los centros sanitarios, como apuntó la parte de enfermería de Cemsatse, que relató que el "principal problema" son el número de respiradores y camas de UCI, pero "se están doblando". Asimismo, "se está recolocando personal con experiencia en la UCI" y las unidades de cuidados intensivos de Huesca y Barbastro se han dividido en dos: para pacientes con coronavirus y para el resto.

Pero para el presidente del Colegio de Médicos las medidas no se están tomando con la rapidez y antelación con la que se debería.

"No se avanza nada", lamentó Borrel, que hizo hincapié en que los médicos y enfermeros también tienen que seguir lidiando con otras enfermedades al margen del coronavirus. Esas patologías "se quedan sin atender o mal atendidas por carencia de recursos. Hay que tener presente que debemos seguir tratándolas".

Volviendo al coronavirus en sí, la respuesta del sistema sanitario dependerá en gran parte del "número de contagios" que se conozcan estos días, "pero en la provincia vamos por delante" con estas medidas, aseveraron desde Cemsatse enfermería.

 

"DA RABIA LA GENTE QUE SE SALTA EL AISLAMIENTO, LUEGO TIENE FIEBRE Y CONSUME LOS ESCASOS RECURSOS"

 

El Colegio de Médicos ha detectado varios casos de personas, habitualmente de Huesca ciudad, que se saltan el aislamiento obligatorio del estado de alarma y aparecen en sus pueblos. "Luego dicen que tienen fiebre -uno de los síntomas más habituales del coronavirus- y hay que tratarlos, consumiendo los escasos recursos" sanitarios que hay, criticó José María Borrel, presidente del Colegio de Médicos.

"Da rabia, huyen de la ciudad y van a los pueblos, donde los recursos son escasos", apostilló.

El presidente del Colegio también señaló que se han visto casos de oscenses que llegan a sus pueblos para dejar allí a las personas mayores de la familia.

Tanto un caso como otro conlleva riesgos de expansión del coronavirus y un deterioro del sistema sanitario, afirmó Borrel, quien no obstante agradeció el comportamiento ejemplar de la mayoría.