print
 
PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

Cuatro hoteles de la provinciade Huesca, servicios "esenciales"


Estos establecimientos están cerrados al público pero pueden atender a sanitarios o transportistas



PATRICIA MAIRAL
26/03/2020

HUESCA.- Ante la necesidad de algunos profesionales de sectores esenciales, como sanitarios o transportistas, de un alojamiento, una nueva orden del Ministerio de Transportes publicada ayer en el BOE establece excepciones e incluye 370 alojamientos concretos, repartidos por todas las comunidades, cuyo funcionamiento será considerado esencial. En la provincia, hay cuatro establecimientos incluidos: el Aparthotel y el Rugaca de Huesca, A Boira en Jaca y El Privilegio en Tramacastilla de Tena.

Aunque estarán cerrados al público en general, permitirán pernoctar a trabajadores que hagan labores de mantenimiento, asistencia sanitaria, reparación y obras, suministro y transporte de servicios esenciales.

También incluye el hospedaje de personas que deban desplazarse para atender a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad, personas especialmente vulnerables o con necesidades de atención sanitaria, entre otros supuestos.

Desde la recepción del Aparthotel Huesca, Mariano advierte de que tienen las puertas abiertas únicamente para casos excepcionales y con todas las medidas necesarias para evitar contagios. "Nosotros, ahora mismo, acogemos a huéspedes de larga estancia y estamos preparados para cuando se nos necesite".

Lo mismo ocurre en el Hostal Rugaca, donde desde hace dos años y medio, residen los estudiantes extranjeros de la escuela de aviación. Jesús explica que "el día 15 se marcharon todos los europeos y el 25, los de Kuwait, por eso como ya teníamos alojados nos han pedido que estemos como servicio esencial".

Comenta que hay bastantes dudas sobre quién puede y quién no hacer una reserva o sobre cuántas personas puede hospedar, así que avanza que "prefiero consultar" los casos con la Asociación de Hostelería. Ahora, "ya está limpio, desinfectado y preparado para cuando hagan falta las habitaciones", dice Jesús. "Mientras no haya nadie trabajaré desde casa", añade.