print
 
ALTO ARAGÓN - METEOROLOGÍA

Vuelven las temperaturas invernales y las nevadas al Alto Aragón


Hoy bajarán todavía más los termómetros en la provincia, pero habrá menos lluvias



D.A.
26/03/2020

HUESCA.- Las temperatura bajaron este miércoles notablemente en la provincia de Huesca a consecuencia de una depresión aislada en niveles altos (dana), que dejó además algunas lluvias y nevadas en distintos puntos del Pirineo y que volverá a hacer bajar hoy los termómetros, según los pronósticos.

Esta gota fría es distinta a la que dejó el martes intensas precipitaciones en el sureste de la Península, ya que es de componente norte, explicó el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Aragón, Rafael Requena. Trajo una bajada de las temperaturas que dejó incluso seis y siete grados bajo cero en los refugios de montaña.

Sin embargo, y aunque se había activado la alerta amarilla por nevadas en el Pirineo, las precipitaciones no fueron muy intensas. Hasta bien entrada la tarde, la zona más afectada por la lluvia fue la Ribagorza con nueve litros por metro cuadrado acumulados en 24 horas en Laguarres y siete en Benabarre, los mismos que en Huesca capital.

La cota de nieve, que empezó el día en una cota cercana a los 1.800 metros y dejó nevadas en algunas zonas como el valle de Benasque, fue bajando conforme pasaba la jornada hasta alrededor de los 1.000 metros.

Según la Aemet, este jueves bajarán todavía más las temperaturas y la cota de nieve. Esta podría llegar incluso hasta los 600 metros de altitud. No obstante, las precipitaciones serán más escasas que las de hoy, por lo que no se prevé que haya grandes nevadas.

Para el viernes y el sábado se pronostica un ascenso de las temperaturas y el cese de las lluvias, aunque "el domingo por la mañana viene un frente atlántico que llegará a última hora a la zona de la Jacetania", adelantó Requena.

El meteorólogo avanzó también que a partir del martes se espera que vuelvan las lluvias con intensidad, aunque el miércoles las temperaturas subirá de nuevo y con ella la cota de nieve, que se irá por encima de los 2.000 metros.