print
 
FÚTBOL - FEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FÚTBOL

Rubiales apela a la prudencia y a acabar las ligas "sea cuando sea"


Considera clave que haya justicia a la hora de determinar los ascensos y los descensos



E.P.
26/03/2020

MADRID.- El presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Luis Rubiales, dejó claro este miércoles que en su organismo apelan a la "prudencia y responsabilidad" y que por ello no van a jugar a "ser adivinos" sobre cuando volverá la competición, aunque reiteró que su deseo es que la actual temporada termine "sea cuando sea".

"Todas las competiciones están suspendidas por completo y desde la RFEF no vamos a hacer cábalas ni pensar en ninguna fecha, ahora hay que tener prudencia y responsabilidad, no vamos a ser quienes pongamos fechas", afirmó Rubiales. Se competirá cuando vuelva la normalidad al país y en las condiciones idóneas.

Por ello, desde la RFEF han encargado a la doctora Helena Herrera, jefa del Departamento Médico del organismo, un informe en el que les digan "los plazos y tiempos que se deben marcar". "No sólo cuando se debe empezar, sino también en qué momento, de qué manera y con qué espacio de tiempo entre partidos", advirtió.

"Hay que trabajar en otros escenarios como el de recuperar partidos más allá del 30 de junio y las pérdidas que conllevan esto", agregó.

Rubiales reiteró que sigue pensando en que esta temporada "debe acabar porque lleva ya más de la mitad". "Y la única manera de terminarla es llegar al final sea cuando sea, por eso no nos ponemos plazos ni queremos volver a toda costa", aseguró, dejando claro que no sería justo impedir ascensos o descender a los equipos que aún tienen posibilidades de evitarlo.

Además, consideró "inviable" jugar cada 48 horas cuando se retome la competición porque "es casi inhumano".

Rubiales también consideró que "la primera opción, siempre que sea posible" es que se reanude la competición con público, pero que no harán nada para "perjudicar" a los clubes si estos deciden hacerlo así si tienen el permiso de las autoridades.

Sobre los contratos de jugadores que terminan a 30 de junio, reconoció que era "una pregunta con difícil respuesta". "Está en estudio en España y en todo el mundo, pero tanto si se prorrogan como si no, todos los clubes están en igualdad de mantenerlos o de acudir al mercado".

También mostró su deseo de que la final de Copa del Rey se pueda disputar del mejor modo y con público en las gradas del campo.