print
 
INTEGRACIÓN

Escalibar tiende la mano a niños con habilidades diferentes


123
La asociación aglutina a 60 familias de las comarcas del Alto Gállego y Jacetania



MERCEDES PORTELLA
26/03/2020

SABIÑÁNIGO.- La Asociación Escalibar nació en noviembre de 2011 a partir de las conversaciones de unos padres que tienen niños con discapacidad, "o como nosotros decimos, niños con habilidades diferentes", ante los problemas, dificultades, trabas "y la soledad y el desconocimiento que encontramos en nuestra relación con instituciones o en la vida cotidiana", explica la presidenta de la misma, Marisa Morillo.

Aglutina a unas 60 familias, de las comarcas del Alto Gállego y de la Jacetania, "lo que supone unas 250 personas. Cualquiera que quiera pertenecer a esta asociación o informarse sobre algún tema, colaborar o ayudarnos de cualquier forma, puede ponerse en contacto con nosotros llamando al número de teléfono 699580718 o también a través del correo asociacionescalibar@gmail.com".

Entre los objetivos de Escalibar está la organización de las actividades de ocio, pero también el promover, potenciar y apoyar acciones cuya finalidad sea la integración familiar, social y laboral de las personas con discapacidad, concienciar a la sociedad sobre la realidad social y familiar de estas personas o promover el deporte y las habilidades artísticas como forma de expresión, por ejemplo.

Las actuaciones que realizan van encaminadas a asesorar a padres, profesionales o instituciones sobre las distintas discapacidades, físicas, psíquicas o sensoriales, "mejorar la calidad de la educación que reciben estos chicos y chicas, procurar autonomía de las personas con discapacidad, personal, social y de sus familias, fomentar la capacitación profesional y el acceso al empleo por medio de talleres ocupacionales, crear espacios de ocio y actividades lúdicas, celebrar cursos, seminarios, congresos, etcétera".

Durante estos años han sido muchas las actividades que han desarrollado gracias al coraje y tesón de los padres y madres. Han acudido en las semanas blancas a familiarizarse con el deporte del esquí, han montado a caballo en las cuadras Arriel en Orós Alto, patinado en la pista de hielo de Jaca, han participado en el Memorial de atletismo Antonio Lardiés o en la Miniquebrantahuesos, "y conseguimos en Sabiñánigo, gracias al Ayuntamiento y a los monitores de la piscina, que nuestros niños tuvieran cursos de natación específicos y que en Jaca se realizaran cursos de multiactividades deportivas. También en la sala Corleone de Sabiñánigo se organizó un concierto benéfico a nuestro favor".

Asimismo, participan en la feria Capacitarte que organiza el Ayuntamiento de Sabiñánigo con estand y sesión de cuentos con títeres propios, también algunos de ellos han acudido a clases de percusión y forman parte del grupo Danzantes de Sabiñánigo, y son asiduos en Diversabi con talleres de manualidades, además, organizan encuentros "para interrelacionarnos con otros padres".

Ahora la Asociación Escalibar cuenta con un local cedido por el Ayuntamiento de Sabiñánigo, en el espacio Pirenarium. "Tenemos diferentes horarios de apertura dependiendo de las actividades que se organizan como talleres de teatro, manualidades, pintura... y queremos retomar el taller de radio que hicimos el año pasado que se llamaba Escalibar a los micros; los chavales se lo pasaron muy bien", explica Marisa Morillo.

La última actividad que han realizado ha sido un taller de cocina en el espacio Ágora de Sabiñánigo, donde "los chicos y chicas han aprendido unas recetas buenísimas y están muy contentos".

Marisa Morillo explica que los objetivos para los que se formó esta asociación "se están cumpliendo porque a través de las actividades que organizamos estamos viendo que estos chavales pueden hacer las cosas, les costará más, pero pueden hacerlas". Recuerda que principalmente Escalibar surgió "porque vimos la necesidad de actividades de ocio para estos chicos y chicas, las había en ciudades más grandes que las nuestras pero aquí no, y hemos visto que esta iniciativa ha sido muy positiva".

La presidenta de Escalibar argumenta que tanto esta como otras asociaciones trabajan para conseguir la plena inclusión en la sociedad de estas personas con distintas habilidades. "La sociedad ya no nos ve como bichos raros y las familias nos concienciados de que la sociedad te va aceptando y esos rechazos que al principio se veían ahora ya no se ven tanto. Poco a poco estamos viendo una normalización y esto es bueno para todos", concluye.