print
 
MONASTERIO DE EL PUEYO

Los monjes de El Pueyo celebran la Encarnación bendiciendo a España


12
Los trece religiosos del Instituto del Verbo Encarnado participan en una misa en la explanada del monasterio



ÁNGEL HUGUET
26/03/2020

BARBASTRO.- Los trece monjes del Instituto del Verbo Encarnado celebraron este miércoles la festividad de la Encarnación con una misa comunitaria en la iglesia del monasterio de El Pueyo, donde residen desde hace once años. En la misma jornada en que se cumplían 36 años de la fundación en Argentina del Instituto, bendijeron con el Santísimo Sacramento los cuatro términos del monasterio orientado hacia el Somontano donde la mayor parte de localidades tienen a la Virgen de patrona y al monasterio como lugar de romerías desde 1580.

Sehún explicó Francesco Lucasrelli, italiano de una pequeña localidad próxima a Roma, "aprovechamos la festividad patronal para salir de la iglesia por la explanada exterior del monasterio para bendecir al Somontano y también a la provincia, a España entera en estos momentos tan difíciles por la crisis del coronavirus. En la misa hemos rezado por todos y desde Argentina la ha seguido nuestro superior Pablo di Césare que no puede regresar mientras dure la situación actual".

En el monasterio residen trece monjes de diez nacionalidades diferentes con edades que oscilan entre 23 y 25 años, es el único de clausura, en rama masculina, que hay en la Diócesis de Barbastro-Monzón y en la provincia altoaragonesa; los tres restantes de religiosas están en Monzón, Villanueva de Sijena y Barbastro. En el monasterio la vida cotidiana no cambia. "Se nota que no viene nadie y se hace rara la misa sin gente, pero es lo que hay, aquí mantenemos las normas igual que todos. El tiempo desde las cinco de la mañana se distribuye entre misa, oración, rezo del rosario, trabajo y estudio", indicó.

El "ora et labora" que expresa la vocación y la vida monástica, junto con el trabajo diario, tiene reflejo en el antiguo monasterio que fue benedictino desde el 13 de diciembre de 1889 durante 73 años. Los claretianos tomaron el relevo hasta 2009 cuando llegaron los primeros monjes del Instituto. Francesco Lucasrelli, que sustituye al superior de forma temporal, explicó que "el obispo Ángel está en contacto permanente con nosotros", y en el plano familiar, "nos comunicamos con las familias por Internet".

En su caso concreto, habla con los padres que viven en un pueblo próximo a Roma. "Hay dos casos de coronavirus y están en uno de los centros fuertes de la pandemia. Estamos tranquilos, pero las sensaciones son de preocupación por todos. Dolo está en nuestras manos la oración diaria, y es lo que hacemos". El próximo 27 de abril celebrarán el Lunes de Pascua solos y sin romería por primera vez en muchos años.