print
 
FÚTBOL - SD Huesca

El Huesca inicia su segunda semana de trabajo individualizado en casa


El cuerpo técnico aumenta la intensidad de las sesiones



J. G. S.
30/03/2020

HUESCA.- La plantilla del Huesca inicia este lunes su segunda semana de trabajo individualizado en casa. Tras las seis primeras sesiones de entrenamiento completadas desde que se decretó el estado de alarma, el cuerpo técnico ha quedado satisfecho al cumplir los objetivos que tenían para esa primera semana de sesiones que los jugadores han realizado en sus domicilios y, para la segunda tanda de ejercicios que llevarán a cabo los azulgranas entre el lunes y el sábado, se aumentan las cargas y la intensidad.

El preparador físico del equipo oscense, David Porcel, afirma que en el cuerpo técnico han acabado “contentos” tras la primera semana, en la que ha habido feedback -es decir, ha fluido la comunicación con los futbolistas- y en la que estos se han adaptado a las exigencias que se les pedían, además de no tener que lamentar problemas físicos relevantes.

“Estamos contentos porque ha funcionado bien en cuanto a la comunicación con los jugadores y, en general, por lo que nos cuentan, están bien. El objetivo de la primera semana, que era que se adaptaran a las cargas y a los estímulos que les proponíamos, ha ido bien, apenas ha habido percances físicos y las sensaciones que ellos me transmiten a nivel de carga son buenas, que era lo que esperábamos”, explica Porcel.

El preparador físico azulgrana indica que a los jugadores “se les hace duro” el hecho de entrenar sin balón y añoran el día a día con sesiones en el terreno de juego, pero a su vez reconoce que estos ejercicios ayudan, sobre todo a los que están solos en sus casas, como método de “motivación distracción”. “Se les hace duro, nos han comentado algunos, el saber que están entrenando pero no como debería ser y con balón, echan de menos sobre todo el balón, el tener tareas de fútbol. En cuanto a lo de estar solos, hacer esto es una motivación más y una distracción más, ademas de lo que supone a nivel físico. En este aspecto no se les hace duro, pero sí echan de menos el día a día y el entrenamiento en campo”.

El cuerpo técnico mantiene el calendario de trabajo: sesiones de lunes a sábado con descanso el domingo. Es el plan que sigue, ya que no hay “ningún objetivo semanal más allá de entrenar día a día” y, asimismo, “es bueno que su cuerpo se adapte a una rutina en todos los sentidos”.

Lo que sí varía es que el trabajo de esta semana tendrá más intensidad e incluso hay algún día con doble ración. “Esta semana vamos a meter ya algún día doble sesión, les mandaremos que dividan alguna sesión en dos porque les vamos a meter trabajos diferentes con objetivos diferentes el mismo día y les aconsejamos que lo dividan en dos. Por lo demás, seguimos la misma estructura que la semana anterior cambiando volúmenes e intensidades”, concluye Porcel.