print
 
CICLISMO

Las tres grandes, a la espera

La Vuelta a España de momento pretende mantener su calendario tal y como está.
Con la temporada cancelada hasta el 1 de junio, el Tour se mantiene de momento igual, el Giro busca fecha y la Vuelta también conserva su planificación



CARLOS DE TORRES
05/04/2020

MADRID.- El calendario del ciclismo internacional ha quedado en el dique seco después de la decisión de la UCI de aplazar todas las carreras hasta el 1 de junio. Sin primavera, las tres grandes miran con inquietud su futuro: El Tour resiste la tormenta del coronavirus, el Giro pide fecha y la Vuelta mantiene los planes.

Todas las miradas se centran en el Tour, que se resiste a los datos demoledores de la pandemia y se ciñe, de momento, a las fechas previstas, del 27 de junio al 19 de julio. A mediados de mayo tomará la decisión, asegura su director, Christian Preudhomme, pero deja claro que el Tour sin público, como propone el Gobierno francés, no se va a celebrar.

Solo las dos guerras mundiales lograron detener la ronda gala y ahora el coronavirus la tiene contra las cuerdas, pero la "grande boucle" aguanta el chaparrón. Son muchas las voces en contra de mantener el Tour a toda costa. Bernard Hinault, símbolo de la prueba con 5 triunfos, lo resume claramente.

"Ahora mismo lo veo muy difícil, creo que tendría que desaparecer la enfermedad en todo el mundo para que pudiera disputarse. Si hay Tour, la gente va a querer ir a verlo y se dirán: "si pueden ir los ciclistas, nosotros también". No tiene sentido querer hacerlo sin público", declaró.

Las carreras han caído por efecto dominó desde que finalizó la última prueba que se pudo disputar, la París Niza. Las clásicas de primavera con sus monumentos se esfumaron, la Volta, la Itzulia, el Dauphiné, Vuelta a Suiza, el Giro....Todas ellas esperan una posible reubicación en el calendario, si lo permite el virus. Y ahí viene el problema.

La UCI, de acuerdo con los organizadores, equipos y corredores, ha zanjado el debate hasta el 1 de junio. Mientras, cada uno se busca la vida. El Giro lanza la onda de amoldar fechas y mira a la Vuelta, insinuando una prueba de menos de 3 semanas. Pero la Vuelta habla de salvaguardar el Tour y de no recortar los días de competición de la ronda nacional.

"Todos apoyamos que se dispute el Tour, una carrera indispensable para el ciclismo. Será difícil componer un nuevo calendario, pero tenemos que ser generosos", asegura el director de la Vuelta, Javier Guillén, quien trabaja con su equipos "para que se haga como está previsto".

De recortar la competición no quiere ni oír hablar el responsable de la Vuelta. "Tenemos el recorrido cerrado y los días son los que son, no contemplamos una carrera con menos de 21 etapas".

Alberto Contador, único ciclista español ganador de las tres grandes, incluidas 3 Vueltas, entiende la posibilidad de aplazar el Tour, "por lo que debería ir pensando en un plan B, C ó D".

"Mentiría si dijera que no estamos trabajando en otra hipótesis", explica por su parte Christian Prudhomme, director del Tour, quien defenderá las fechas del 27 de junio al 19 de julio hasta que el coronavirus aconseje lo contrario.

l