print
 
PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

El cementerio municipal de Huesca quintuplica sus servicios en la última quincena


Desde el 24 de marzo ha habido 73 cremaciones, 40 de personas con covid-19, y 9 entierros



O. ISARRE
09/04/2020

HUESCA.- El cementerio municipal de Huesca ha realizado 82 servicios funerarios desde el pasado 24 de marzo hasta este miércoles, según informaron fuentes conocedoras de la situación del camposanto. En ese intervalo, el cementerio ha incinerado a 40 personas con covid-19, a otros dos fallecidos por problemas respiratorios aunque sin confirmarse la presencia de coronavirus y a otras 31 personas sin este virus, la cifra que "sería la normal" para este periodo de tiempo.

Para este periodo del 24 de marzo al 8 de abril, en el que se han incinerado a 40 personas en el cementerio de Huesca con coronavirus, la DGA cifra en 50 los altoaragoneses fallecidos con coronavirus, mientras que las cuentas de este periódico en base a sus fuentes elevan el número a 56, más otros 3 que murieron en el Alto Aragón pero no residían en la provincia.

Habitualmente, el cementerio hace poco más de 30 cremaciones al mes, apuntaron las fuentes consultadas, pero el ritmo que lleva desde el pasado 24 de marzo quintuplica esa cifra.

Además, la tendencia se ha acelerado en los últimos días y en lo que llevamos de abril se han hecho 41 incineraciones (contando covid-19 y no covid-19), por lo que si se mantiene este ritmo, abril acabará con más de un centenar de cremaciones.

Por otra parte, desde el 24 de marzo ha habido dos entierros por coronavirus y siete sin covid-19.

El incremento "ya se empezó a notar en febrero. Fue algo chocante porque hubo 55 incineraciones cuando lo normal es 30 ó 32", relataron estas fuentes. En el cementerio "nunca" se habían hecho tantas cremaciones, "ni siquiera" cuando no había hornos en Barbastro o Sabiñánigo y tenían que usar este.

 

DESPEDIDAS "PENOSAS"

 

La despedida se vuelve incluso "más penosa" porque, por decreto, solo puede haber 3 asistentes. "No se puede despedirle como dios manda y algunos estaban totalmente solos". Incluso se ha suprimido el mínimo de 24 horas desde la muerte al entierro o cremación.