print
 
PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

Protección Civil de la Hoya de Huesca, un apoyo logístico esencial


12
Realiza la atención de emergencias, labores de desinfección y distribuyen por todo Aragón material sanitario



MYRIAM MARTÍNEZ
12/04/2020

HUESCA.- Son muchos los colectivos que están trabajando y colaborando desde que comenzó la pandemia de coronavirus para velar por la seguridad y el bienestar de los ciudadanos, y entre ellos se encuentra la Agrupación de Voluntarios de Protección Civil de la Hoya de Huesca, que preside Óscar Puente y desarrolla una labor de apoyo logístico y de conexión territorial para labores de desinfección, atención de emergencias y recogida y distribución de material sanitario entre distintos centros de toda la Comunidad Autónoma.

La Agrupación se encuentra adscrita a la Red de Emergencias del Gobierno de Aragón y atiende los requerimientos del 112, la Comarca, entidades sociales y también de particulares.

Cuenta con dos parques que tienen base en Huesca y Ayerbe, con un total de 25 personas adscritas. De ellas, siempre hay 6 de manera presencial entre las 9:00 y las 21:00 y 6 localizadas por la noche en la capital oscense, mientras que en Ayerbe hay 4 disponibles las 24 horas del día.

Ha realizado más de un centenar de intervenciones desde que comenzó el Estado de Alerta. A primera hora de la mañana, acuden a Tecmolde y a Podoactiva para recoger las pantallas protectoras y las piezas para respiradores que están elaborando, respectivamente, estas empresas, y llevarlas a Zaragoza, a los hospitales Miguel Servet y el Clínico, y a las clínicas Monte Canal y Quirón. Sin embargo, Antonio Gutiérrez, coordinador de la Agrupación, explica que tampoco pueden descuidar intervenciones en colaboración con otros efectivos de emergencias o servicios municipales que ya formaban parte de su quehacer diario.

La pasada semana tuvieron que atender, entre otros casos, a una persona que sufrió un traumatismo en la cabeza como consecuencia de una caída en el paseo Ramón y Cajal y un accidente en la carretera de Sesa, además de realizar varias salidas debido a pequeños incendios que se producen en el hogar, cuyo número ha aumentado ahora que la gente pasa tanto tiempo en sus casas.

Protección Civil tiene que cubrir una amplia demarcación, con distancias de hasta una hora si sus efectivos se tienen que desplazar a los pueblos más distantes, próximos a la Jacetania por el puerto de Santa Bárbara.

El personal de la base de Ayerbe, según detalla Antonio Gutiérrez, se encuentra más pendiente de los incendios y se ocupa de desinfectar calles y edificios públicos.

A la hora del aplauso sanitario, los miembros de Protección Civil de la Hoya acuden al Hospital San Jorge, al Provincial, la residencia la Abubilla de Yéqueda o la Sagrada Familia, entre otros centros, "para expresar reconocimiento y apoyo al personal sanitario que se está volcando".

La pasada semana se desplazaron a Tierz y Quicena. Ahí desfilaron por las calles y lanzaron bolsas de piruletas a los niños que les miraban desde las ventanas y los balcones de sus casas, fascinados por las luces y sirenas de los vehículos de emergencias. "Lo más importante es sacarles una sonrisa a esos críos", asegura Gutiérrez. Quieren llegar a todos los pueblos del entorno de la capital, "darles alegría".

Y recalca que la ciudadanía está colaborando mucho. Han llevado batas y mascarillas que elabora la plataforma "Bata y mandil" a centros de salud de Biescas y Jaca y también a hospitales de la provincia y residencias. Decenas de desayunos que Eboca les ha pedido que entreguen en el albergue de transeúntes, el pabellón Río Isuela y en el Banco de Alimentos.

Hace unos días, todos los colectivos que integran los servicios de emergencias de Huesca recibieron la medalla de honor de la Cofradía de los Gitanos y Protección Civil se encargó de hacerle llegar la suya a los sanitarios del Hospital San Jorge.

Esta Agrupación de Voluntarios de la Hoya de Huesca es uno de los servicios "esenciales" en esta crisis. Habrá que recordarlo, a la hora de los agradecimientos.