print
 
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

"Armaduras" de plástico para proteger del coronavirus a quienes "batallan" en primera línea

Más de doscientas voluntarias y voluntarios han tejido un grupo de solidaridad que realiza batas y mandiles con bolsas de basura para sanitarios y personal de residencias



MARÍA JOSÉ LACASTA
13/04/2020

"BATA y Mandil Huesca central" es un grupo de voluntarias y voluntarios que nació de una petición de ayuda entre amigas y que ahora, una veintena de días después, es una legión de más de doscientas personas dedicadas a confeccionar, con bolsas de basura, batas y mandiles para sanitarios y personal de centros asistenciales que están en primera línea en la lucha contra el coronavirus.

El grupo no para de crecer en número de integrantes y también en la extensión del territorio al que hacen llegar sus batas y mandiles. Nació en Huesca ciudad bajo la coordinación de María Muela, que comenzó a tejer una red de voluntarias y voluntarios a través del whatsapp que fue tomando forma para constituir lo que fue el germen inicial, " Bata y Mandil Huesca central", al que a día de hoy se han adscrito grupos nuevos en Sariñena, Grañén, San Juan de Flumen y Castelflorite.

Todos ellos suman 224 personas afanadas en realizar batas y mandiles para sanitarios y personal de residencias. Hasta esde domingo por la mañana habían realizado 14.355 prendas, de las que 9.425 han sido batas y 4.930, mandiles. En ellas han invertido metros y metros de bolsas de basuras, de gomas o de celo, que las voluntarias y voluntarios han usado siguiendo un tutorial para que las prendas sean iguales y cumplan bien su función.

María Muela explica que los "kit" que confeccionan se distribuyen entre los hospitales de Huesca y Barbastro, centros de salud y residencias tanto públicas como privadas. Los primeros días su radio de distribución se limitaba a Huesca ciudad, pero con el tiempo se ha extendido a diferentes puntos de la provincia altoaragonesa.

"Mañana (por este lunes) sale un pedido para la zona de Campo, Castejón de Sos, Benasque...", comentó el domingo a este periódico María Muela, que enumera todas las poblaciones a cuyos centros de salud y/o residencias de mayores han ido a parar las batas y mandiles que realizan: Huesca ciudad, Hecho, Ansó, Sabiñánigo, Broto, Aínsa, Benabarre, Campo, Castejón de Sos, Benasque, Graus, Almudévar, Tardienta, Gurrea de Gállego, Grañén, Alcubierre, Yéqueda, Igriés y Sariñena. Y ayer se organizó un pedido con destino a Somontano, Cinca Medio, Litera y Bajo Cinca, repartido por Protección Civil, que les ayuda en algunas salidas.

Este grupo es una muestra más de todo lo bueno que el coronavirus está sacando de la sociedad en forma de solidaridad y mucha generosidad tanto de personas a título individual como de empresas y asociaciones. Y es que este altruista grupo cuenta con la colaboración continua o puntual de varias empresas que les suministran el material preciso o bien les ayudan de otra manera. Entre ellas, Papelera Oscense, Supermercados Altoaragón, Día de la avenida Ramón y Cajal, Carrefour, Serfey, Papelería Iris, Peña Madridista, Alpargatería del Coso, Amypa del Colegio Pedro J. Rubio o Empresa Pirenaica de Jamón. Pero a título personal también ha habido quien ha puesto dinero de su bolsillo en la compra de material. María también destaca a Óscar y José Luis, los dos repartidores del grupo que se encargan de ir a recoger el material y una vez hechas las batas, repartirlas. Todo un entramado para hacer "armaduras" de plástico para la "batalla" contra el coronavirus.