print
 
ASOCIACIÓN DE VIUDAS

El colectivo de las viudas, "sin bajas y en situación saludable"


12
María Dolores Pueyo, presidenta provincial y regional, se interesa por las socias



ÁNGEL HUGUET
16/04/2020

BARBASTRO.- El colectivo altoaragonés de la Asociación de Viudas se mantiene firme "en casa, sin bajas que yo sepa y en situación saludable" durante la crisis del coronavirus, según informa la presidenta provincial, María Dolores Pueyo, que lo es también de la Federación Regional de Asociaciones de Viudas de Aragón. "Quietas en casa y obedientes" es el mensaje que transmite la portavoz. "Cada semana llamo a veinte asociadas que viven solas en Barbastro, tengo contactos periódicos con presidentas de las asociaciones en Graus, Binéfar y Monzón, extensible a las de Zaragoza, para conocer la situación del colectivo".

En declaraciones a este periódico, destaca "los buenos servicios y el interés desde Cruz Roja Barbastro, Comarca del Somontano y del Área de Bienestar Social del Ayuntamiento, porque quienes están solas reciben buena atención y se interesan por ellas. El funcionamiento es muy bueno, están atendidas y controladas mientras combaten la soledad con tareas domésticas y tratan de entretenerse", explica Pueyo. De todas maneras, no siempre lo consiguen. "Están más aburridas que otras personas porque vivir solas es duro, pero se han acostumbrado, y también depende del temple de cada una".

Hasta ahora, la presidenta del colectivo no tiene "constancia de necesidades materiales concretas. Se arreglan bien en medio de la situación, y reitero el mensaje de que no pisen la calle. Pongo por delante mi propio ejemplo, no salgo de casa salvo por necesidad. Hasta ahora ni siquiera he pisado la farmacia. A mis hijos y nietos los veo por el móvil, como la mayoría".

También reconoce que "el intercambio de llamadas entre nosotras anima mucho, y es verdad que alguna está un poco decaída, por eso, la terapia por teléfono es necesaria y funciona".

En la misma línea, confirma que "a la sede local ni siquiera he ido porque no es preciso, y hasta mayo o junio tampoco abriremos el taller de mantenimiento de los vestuarios de gigantes y cabezudos de la comparsa del Ayuntamiento. En invierno hace mucho frío y no vamos, bastante hacemos con sacar el agua que entra en parte del almacén situado en el antiguo Félix de Azara", relata María Dolores Pueyo.

La franja de edad media del colectivo está en "más de 70 años", y en cuanto al estado de situación general, "que yo sepa no ha fallecido ninguna viuda asociada. Hasta ahora es muestra de fortaleza y, sobre todo, de obediencia a las normas necesarias para combatir la pandemia. Ya les digo cada vez: ¡Quietas en casa!".

El censo local es de 110 asociadas, y de ellas solo 20-25 viven solas, cifras extrapolables a la provincia con cuatro asociaciones entre Barbastro, Graus, Binéfar y Monzón.

En cuanto al censo provincial y regional, "es difícil saberlo porque todas las viudas no están en asociaciones. y por otra parte, ahora se protegen mucho los datos personales y no tenemos acceso". Los últimos fiables son de hace un año, con 1.800 mujeres viudas en Aragón, de las cuales 600 residían en la provincia entre cuatro asociaciones porque en Huesca capital no hay desde que se cerró. La media de edad ha subido casi 10 años con predominio de mujeres mayores.

Pueyo reconoce que "en Aragón no hay excesiva tendencia al asociacionismo, tal vez porque sobran comodidad, conformismo y exceso de confianza en que otras resuelvan los problemas derivados de la misma situación. La demanda social más extendida entre el colectivo se concreta en pensiones bajas y lo que conlleva. Esta situación se ha mejorado pero no es suficiente".

 

SIN CONGRESO PROVINCIAL

 

María Dolores Pueyo confirma a este Diario que el Congreso Provincial que estaba previsto el 19 de mayo en Graus se ha cancelado como consecuencia de la crisis sanitaria y el estado de alarma. "Este año no se celebrará, y el de Madrid en octubre está pendiente por lo que me dijo la presidenta nacional".

En cuanto a la situación sobre pensiones y similares, "ahora nuestra preocupación principal está en superar la crisis ocasionada por la pandemia, después ya tendremos tiempo de ocuparnos en otras cosas", afirma.

Las subidas en pensiones hasta un máximo del 60 % solo llegan al 16-17 % de las mujeres viudas en España y señala que, "en general, la situación es la misma con la diferencia de que, ahora, reconocen a las viudas como personas, aunque del aumento hasta máximo del 60 % solo se benefician un reducido porcentaje. Por otra parte, es muy discutible el criterio de que tenemos bastante con la renta del trabajo para justificar una posible situación de eliminar pensiones".