print
 
PANDEMIA DE CORONAVIRUS

La comunidad entra el lunes en fase 2 y los restaurantes pueden reabrir


Se eliminan las franjas horarias a excepción de la reservada para los más mayores



O. ISARRE
23/05/2020

HUESCA.- Una cosa tan cotidiana antes como tomarse un café o comer dentro de un restaurante o bar volverá a formar parte de la vida diaria a partir de este lunes con la entrada de todo Aragón en fase 2. La "nueva normalidad" no será del todo "normalidad normal", sino que se tendrán que seguir respetando las medidas obligatorias para frenar el coronavirus: distancias de seguridad de 2 metros, mascarillas obligatorias en los espacios cerrados si no se puede mantener la separación (al igual que en la vía pública), desinfección, aforo máximo del 40 % y sin servilleteros, aceiteras u otros objetos de uso común. La barra seguirá estando prohibida, al igual que los bares nocturnos y discotecas.

Otro de los avances más significativos para esta fase 2 será la ampliación del límite máximo de las reuniones, de 10 a 15 personas, o que las personas de hasta 70 años podrán pasear o hacer deporte a cualquier hora del día, a excepción de las franjas de 10 a 12 y de 19 a 20 horas, todavía reservadas en exclusiva para los paseos de las personas mayores ya que aún persisten estos espacios de tiempo para los más vulnerables frente a una pandemia de coronavirus que ha dejado por el momento más de 100 muertos en la provincia y casi 29.000 en el país.

La covid-19 no ha desaparecido pese a la desescalada y de allí la insistencia de las autoridades y de las entidades sanitarias en el respeto estricto de las normas para no dar pasos atrás que, más allá de quedarnos en casa, suponen muertes y la posibilidad de colapsar el sistema sanitario y, por tanto, más fallecimientos todavía.

 

"NO ES EL FINAL, NOS QUEDA MUCHO, MUCHO TERRENO"

 

"No es el final, es un paso más, pero nos queda mucho, mucho terreno con mucha incertidumbre y por eso es muy importante no perder el sentido de la responsabilidad", recalcó ayer Francisco Javier Falo, director de Salud Pública.

"Estamos aquí -en fase 2- porque hemos sido responsables y avanzaremos si seguimos siendo responsables", insistió Falo en su mensaje de prudencia y cautela.

En resumen, "ir perdiendo miedo pero sin perder el sentido de la responsabilidad".

Uno de los aspectos más tristes de la epidemia, los funerales sin apenas asistentes, cambiará, al ampliarse el máximo permitido a 25 personas al aire libre y 15 en espacios cerrados.

Los aforos de los espacios de culto se ampliarán a la mitad y se podrán volver a celebrar bodas, pero a un 50 por ciento del aforo y sin superarse las 100 personas al aire libre y las 50 en espacios cerrados. Distancia, mascarillas e higiene también se aplican.

Las actividades de turismo activo y naturaleza también avanzan otro peldaño, al permitirse ahora hasta 20 personas.

A partir del lunes, todo el comercio, con independencia de su tamaño, podrá reabrir pero a un 40 % de su aforo -o una persona si no se pueden mantener los 2 metros- y horario de atención prioritario para mayores de 65.

 

LOS VIAJES, AÚN LIMITADOS A LA PROVINCIA

 

Los desplazamientos seguirán estando limitados a la misma provincia y no, como pedía Aragón al Ministerio, a toda la comunidad. Sanidad tampoco ha aceptado los desplazamientos entre localidades limítrofes de comunidades distintas.

Otros cambios de la fase son los relativos a los mercadillos -un tercio de los puestos y sin que los clientes puedan tocar los productos-, los espacios culturales -las salas de consulta de bibliotecas reabren con un 30 % de aforo-, el deporte -con las competiciones profesionales a puerta cerrada- y las piscinas -a un 30 % de aforo, a excepción de las municipales, ya que la DGA ha rechazado su reapertura por ahora-.

Javier Allué, comisionado de Aragón contra la despoblación, y Falo explicaron este viernes que el pase a fase 2 de la comunidad se sustenta en la reducción de casos, el fortalecimiento del sistema sanitaria para la detección temprana de los contagios y los contactos y su aislamiento, y una mayor capacidad para realizar test.