print
 
LA HOYA - DESESCALADA

El castillo de Loarre podría reabrirse a mediados de junio


Es la fecha que plantea la empresa que gestiona las visitas al monumento si se reanudan los viajes interprovinciales



PABLO BORRUEL
01/06/2020

HUESCA.- La empresa Loarre Turismo Activo S.L., que se encarga de gestionar las visitas al castillo de Loarre, plantea la posibilidad de reabrir el monumento al público en la segunda quincena de este mes, si por entonces se permiten los viajes interprovinciales.

En declaraciones a este periódico, el gerente de Loarre Turismo Activo, Roberto Orós, recalca que las visitas se harán guardando las distancias de seguridad y con las medidas higiénicas obligatorias.

Para reanudar la actividad, la empresa pretende adaptar las instalaciones para controlar los aforos y evitar aglomeraciones. "El objetivo es cumplir los reglamentos respecto a las limitaciones de aforo permitido durante las visitas guiadas al haber espacios muy variables en la superficie del castillo", comenta.

De acuerdo a las características de la visita, habrá zonas que se podrían limitar de forma individual como en el caso de la cripta. "Se trata de un pequeño itinerario que no cambiará sustancialmente las visitas y habrá que animar a la responsabilidad personal de cada uno de mantener esas distancias", comenta.

También está prevista la colocación de geles desinfectantes en lugares estratégicos para que los usuarios puedan hacer uso de ellos y se requerirá a los visitantes el uso obligatorio de la mascarilla.

En el caso de las instalaciones del Centro de Visitantes, también se estudiarán las limitaciones de aforo para su reapertura, con un servicio más básico de bebidas para llevar o raciones de comida y también en la tienda de souvenirs. El acceso a los baños, matiza Orós, "también se limitará al uso de una sola persona" y con labores regulares de limpieza de los aseos.

De cara a las desinfecciones de los espacios del castillo y el centro de visitantes, se realizarán estos trabajos en zonas de uso común con el objetivo de dar mayores garantías de seguridad a los visitantes que se acerquen hasta la fortaleza.

"Al final, tenemos que velar por que se mantenga la distancia entre personas, el uso de las mascarillas y en las zonas de más tránsitos realizaremos desinfecciones y habrá geles hidroalcohólicos", comenta.

Con estos condicionantes, Orós explica que la reapertura se realizará "con incertidumbre al no saber cuál será la respuesta del público. Nos vamos a incorporar con cero público potencial cuando antes teníamos muchas reservas de grupos y autobuses".

La reanudación de la actividad servirá "un poco de rodaje con la nueva situación", y espera que "julio y agosto se comporten bien como destino de turismo interior y saludable a nivel de personas de todas las provincias que puedan venir aquí".

Como ya informó este periódico, la empresa consta de una plantilla de 13 trabajadores y otros dos autónomos, que se encuentran en ERTE por la paralización de la actividad por el estado de alarma de la covid-19.

Según explica Orós, el proceso de reincorporación será progresivo y gradual desde mediados de junio y se espera la reincorporación de la totalidad de la plantilla en el mes de julio.