print
 
ALTO GÁLLEGO - RATIO ESCOLAR

Peligra la apertura de la escuela de Senegüé por la escasez de alumnos


12
Plantean "descongestionar un poco" algunas aulas de Sabiñánigo y garantizan seguridad por la baja ratio



MERCEDES PORTELLA
01/06/2020

SABIÑÁNIGO.- La escuela de Senegüé, en el municipio de Sabiñánigo, presenta escasez de alumnos lo que hace peligrar su apertura para el curso 2020-2021. Desde siempre, a esta escuela acuden también los niños y niñas de Sorripas, ya que ambos núcleos se encuentran uno frente a otro, separados por la carretera N-260.

Los dos pueblos con sus vecinos, alcaldes, profesora de la escuela, padres y madres de alumnos, Asociación de Vecinos de Senegüé y Sorripas, etcétera, se han unido coincidiendo con la apertura del plazo de matriculación para el próximo curso, para reivindicar que no se cierre. "Nos duele mucho que la escuela más antigua de nuestro municipio pueda cerrarse, cuando más atenciones, equipamiento y posibilidades ofrece", explican.

En este sentido, quieren proponer esta escuela "para descongestionar un poco algunas aulas de Sabiñánigo y al mismo tiempo revitalizar los valores y beneficios y métodos educativos de la escuela rural, como es el caso de la nuestra de Senegüé".

Argumentan, y así lo ponen de manifiesto en los carteles que han publicado en las redes sociales, que las actuales circunstancias que vivimos debidas a la covid-19, "generan grandes dudas sobre cómo va a ser la escolarización de nuestros hijos e hijas en el futuro. Mucho se especula de cómo será el día a día en las escuelas a partir de ahora. La escuela de Senegüé ofrece una garantía de seguridad gracias a su baja ratio, su amplio espacio y su metodología educativa. Son múltiples los beneficios que ofrecen las escuelas unitarias para el desarrollo del alumnado. Ahora se añade el de escuela segura".

Inciden en que si la ratio de las aulas en Sabiñánigo se va a modificar para evitar contagios, "quizá los niños y niñas que antes cabían en un aula ahora tengan que instalarse en varias. Por eso -insisten- queremos ofrecer nuestra escuela donde el espacio no es un problema".

Según explica el presidente de la Asociación de Vecinos de Senegüé y Sorripas, Toño Pardo, "estamos planteando esta idea para que se pueda considerar por las familias en estos momentos en que la distancia y seguridad en las aulas es una prioridad y una necesidad".

La escuela de Senegüé se construyó en el siglo XIX, en 1883, y desde entonces ha sido el lugar donde las generaciones de Senegüé y Sorripas han iniciado su educación.

El edificio donde está ubicada se construyó al mismo tiempo que la casa del maestro, "condición que el Ministerio imponía a los municipios en esa época para dar vivienda al docente", comenta Toño Pardo. La casa del maestro es hoy en día parte del espacio dedicado al Centro de Interpretación de los Glaciares.