print
 
BALONCESTO - LEB ORO

Gros apunta a un modelo de mucho trabajo, juventud y apoyo estadístico

.
El nuevo director deportivo subraya la importancia de ganar credibilidad para lograr cesiones

.



JULIO GONZÁLEZ
24/06/2020

El nuevo director deportivo del Club Baloncesto Peñas, David Gros, destacó en su presentación que pretende “mantener la capacidad de trabajo” que ha tenido Levitec en los últimos años con Guillermo Arenas y Quim Costa en el banquillo y aprovechar las instalaciones con las que cuenta para “ser los primeros trabajando” y, por otro lado, “añadir credibilidad al modelo” de apuesta por la juventud en la plantilla, que permita que otros clubes confíen en los peñistas para cederles jugadores prometedores.

Gros se mostró feliz de poder formar parte de “un proyecto histórico” y que en los últimos años tiene una trayectoria importante en la LEB Oro. Para él su fichaje es “una gran oportunidad”, que, además, le permite cuadrar su “proyecto vital en Huesca” con su labor profesional.

Gros aspira a añadir a la visión de baloncesto, el apoyo de la “estadística avanzada” a la hora de confirmar impresiones que sean de utilidad tanto en la confección de la plantilla, como posteriormente en el trabajo diario. Puntualizó que el manejo de datos supone añadir información, pero que no es una herramiento única, sino que va enlazada con las demás.

El objetivo deportivo del equipo la próxima campaña será “mantener la categoría”, dijo Gros, que añadió que a medio plazo hay que “consolidar el proyecto y que sea creíble”, con un técnico que tenga un perfil capaz de hacer competir a un bloque joven y a la vez, ser “formador” para que en una política con jugadores cedidos, salgan ganando las tres partes, el club de origen, el Peñas y el jugador.

Gros explicó que ya está trabajando en la búsqueda de entrenador, que el club espera confirmar “en próximas semanas” y, al mismo tiempo, en la plantilla. Apuntó que tienen interés en mantener jugadores de la pasada temporadas, porque puede resultar muy beneficioso de cara a la competitividad del bloque y, especialmente, en lo tocante a jugadores nacionales que dieron “buen rendimiento”.

Para Gros el técnico es una pieza clave y el que llegue debe coincidir con el club en el modelo de plantilla joven para “competir y desarrollarse” y en la que varios de los jugadores lleguen cedidos. Considera que en España hay un buen mercado de entrenadores para poder elegir de forma adecuada y apunta que debe ser un técnico con experiencia.

Y también reconoció que el club tiene “limitaciones presupuestarias” que los jugadores van a tener que entender, pero prevé una competición con muchos jugadores nacionales y jóvenes y menos extranjeros, debido a la situación que se deriva del coronavirus. Cree que es un momento para las “oportunidades” para los jóvenes.

Gros dejó las puertas abiertas al regreso de Jorge Lafuente, que considera que sería muy positivo. Sería una “gran pieza. Tiene un corazón muy grande, es trabajador y para el vesturario sería un ejemplo. Es un jugador más maduro, ha mejorado en aspectos como el tiro y es un gran jugador sin balón”. Cree, además, que serviría para hacer afición.

El Peñas va a tener “más margen” porque la competición empezará previsiblemente más tarde y Gros comenta que será más comprimida, con más jornadas entre semana y es algo que hay que tener en cuenta de cara a la formación de plantilla.

En lo referente a formación y cantera Gros explica que intentarán “dar un paso por encima del junior”, pues falta un escalón para completar la pirámide. Pretende que se trabaje con la gente joven con posibilidades de llegar al primer equipo a medio plazo y quiere que “el primer entrenador esté integrado en ese modelo” y poder hacer un trabajo individualizado, también con la posibilidad de ceder algún jugador a equipos senior.

El presidente del club, Antonio Orús destacó la experiencia profesional en el baloncesto de David Gros tanto en clubes de Aragón como en China, donde se ha especializado en las nuevas tecnologías y el manejo de datos aplicados al baloncesto. Espera que su enfoque sea de utilidad para el Peñas.

El presidente avanzó que la Federación Española va a plantear una rebaja del 25 por ciento del canon tanto de la pasada campaña como de la próxima, respecto a una cifra de partido de 36.000, pero que se mantendrá el aval de 150.000 euros y el coste de los arbitrajes. Comenta que el aumento de partidos, con una liga que probablemente tendrá entre 19 y 21 equipos, supondrá más gastos de desplazamientos.

Orús admite que la próxima va a ser la temporada “más dura” desde que están al frente del club por todas las circunstancias. Y confía en el apoyo del Gobierno de Aragón, que subrayó es imprescindible.