print
 
DERBI ARAGONÉS

El Ayuntamiento de Huesca "apaga" la tele para que no se vea el fútbol en las terrazas


Un decreto de alcaldía impide al Enebro ofrecer los encuentros, entre ellos el Zaragoza-Huesca de este lunes



MIGUEL ÁNGEL BLASCO
28/06/2020

HUESCA.- El derbi que disputarán este lunes el Zaragoza y el Huesca tendrá que verse “a puerta cerrada” por parte de los seguidores de la peña Fenómenos Oscenses quienes, junto con otros aficionados, estaban viendo los encuentros en la terraza del Enebro. El propietario del establecimiento, Salvador Alagón, a su vez vicepresidente de bares y cafeterías de la Asociación Provincial de Hostelería, afirma estar “alucinado” con la resolución negativa a su petición ante el Ayuntamiento, que impide por decreto la instalación de las tres pantallas de televisión que hasta la semana pasada estaban siendo utilizadas para presenciar los partidos de fútbol. Ya el del pasado miércoles entre el Huesca y el Cádiz no se pudo ofrecer.

En su respuesta a la petición del Enebro, el Ayuntamiento apunta a lo dispuesto en la Ordenanza municipal reguladora de la instalación de terrazas como complemento a la actividad de hostelería, que dispone en su artículo 21.1 c que “queda prohibida la instalación y uso de aparatos de reproducción de imagen y/o sonido en las terrazas salvo autorizaciones específicas para determinados eventos y fechas determinadas”.

Asimismo, desde el Consistorio alude a lo dispuesto en el artículo 13 del Real Decreto Ley 21/2020 de 9 de junio, “que establece que las administraciones competentes deberán asegurar el cumplimiento por los titulares de bares, restaurantes y demás establecimientos de hostelería y restauración de las normas de aforo, desinfección, prevención y acondicionamiento que se determinen. En cualquier caso, deberá asegurarse la adopción de las medidas organizativas que resulten necesarias para evitar aglomeraciones tanto dentro del establecimiento como en los espacios de terrazas autorizados y garantizar que clientes y trabajadores mantengan una distancia de seguridad de al menos 1,5 metros. Cuando no sea posible mantener dicha distancia de seguridad, se observarán las medidas de higiene adecuadas para prevenir los riesgos de contagio”.

Y en un tercer apartado del informe municipal, se indica: “Visto el Decreto 3128/2020 de 23 de junio, dictado por la Alcaldía, en el que se dispone en su punto séptimo que no se autorizará la instalación de televisores o pantallas en las terrazas, salvo motivos muy excepcionales autorizados previamente por Decreto de Alcaldía, con fin de evitar aglomeraciones en los espacios de terrazas autorizados y garantizar que clientes y trabajadores mantengan la distancia de seguridad, conforme a lo previsto en el Real Decreto-Ley 21/2020, de 9 de junio”, con lo cual resuelve desestimar la solicitud para instalar las pantallas en la terraza del Enebro.

Salvador Alagón comentaba que desde la semana pasada estaban recibiendo la visita de agentes de la Policía Local requiriendo documentación y permisos. Pero fue el pasado viernes día 26 cuando llegó la notificación municipal. El titular del establecimiento afirma que se cumplen todos los requisitos. “Con la limitación que marcan las normas de la covid-19, el aforo se quedó limitado a 175 personas y hasta ahora el día que más gente ha entrado han sido 145, es decir, menos de la capacidad real a la que tenemos derecho. Hacemos el registro de entrada y salida de todos los clientes que vienen, hay sillas y mesas con distancias de seguridad y se cumple escrupulosamente con la higiene y desinfección”, asegura Alagón, que ve un grave perjuicio económico por la inversión que ha realizado tanto en la adquisición de las pantallas como en la suscripción para ofrecer los partidos por televisión, algo que viene realizando desde el año 2012.

Ante esta situación, la terraza del Enebro seguirá abierta con música pero sin fútbol y los aficionados que quieran ver el partido en el establecimiento tendrán que acudir enfrente, al Restaurante El Bodegón, también propiedad de Salvador Alagón, que instalará en sus columnas los televisores. Eso sí, con un aforo reducido a la mínima expresión “para seguir cumpliendo la ley, como lo hemos hecho hasta ahora”, señala el responsable, que ve en este “confinamiento” más problemas que poder disfrutar del encuentro al aire libre.