print
 
ALTO ARAGÓN - COLABORAN: CAJA RURAL DE ARAGÓN Y DIPUTACIÓN DE HUESCA

La banda ancha llega a 300 pueblos y alcanza ya el 94 % del plan


#CONTRALADESPOBLACIÓN

Solo falta por instalarse en 19 de los 321 núcleos del proyecto de la Diputación



ELENA PUÉRTOLAS
04/07/2020

HUESCA.- El internet de calidad ha llegado ya a un total de 302 pueblos de los 321 incluidos en el Plan de Extensión de la Banda Ancha impulsado por la Diputación Provincial de Huesca. De hecho, se ha completado al 100 % en las comarcas del Bajo Cinca, La Litera, Cinca Medio, Los Monegros y Somontano, según explica el coordinador del plan, Alfonso Gella. En La Hoya de Huesca, solo falta por llegar a Tormos.

Aunque inicialmente se esperaba acabar incluso antes del plazo de finalización previsto para este mes de julio, el estado de alarma por la pandemia de la covid-19 ha impedido mantener la marcha y la DPH ha concedido una prórroga de tres meses a la empresa adjudicataria Embou, que tiene por delante la tarea de llevar a 19 núcleos un mínimo de 30 Mb.

La entidad supramunicipal, que preside Miguel Gracia, tenía previsto hacer un segundo plan para llegar a esos núcleos que se habían quedado fuera de este por tener menos de 20 habitantes. No obstante, depende de la autorizacíon del Gobierno central que, casualmente, sacó a información pública en junio y ha publicado a finales de mes un cambio en la normativa. Hasta ahora, se definían como zonas blancas las que tuvieran menos de 30 Mb, mientras que ahora hay una nueva tipología, las zonas grises, entre 30 y 100 Mb, con un solo operador, pero si hay más, la administración ya no podría actuar, indica Gella.

Mientras esto se define, la banda ancha tiene que llegar a 19 núcleos más o cerrar los últimos flecos en algún otro. "La fibra es fundamental para que se pueda instalar una pequeña empresa, para el teletrabajo o para que la gente venga a los pueblos. Antes lo sabíamos, pero ahora ya es una urgencia", comenta el alcalde de Villanúa, Luis Terrén. Funcionaban con ADSL, porque al tener "algo" siempre se habían quedado fuera de otros planes en los que entraron pueblos más pequeños y próximos, como Candanchú, Canfranc Pueblo y Castiello. Son 400 vecinos en un pueblo que crece y quieren tener la mejor solución incluso por encima de 30 Mb. Por ello, se plantean ampliar el plan para que la fibra llegue a todas las casas.