print
 
ALTO ARAGÓN - CRISIS DEL CORONAVIRUS

La DGA decidirá qué hace con el Cinca Medio, Bajo Cinca y La Litera antes del fin de semana


Repollés afirma que los rebrotes en Aragón evolucionan "muy bien"



E.P.
08/07/2020

ZARAGOZA.- La consejera de Sanidad del Gobierno de Aragón, Sira Repollés, manifestó este martes que la situación epidemiológica de las cuatro comarcas en fase 2 (entre ellas las altoaragonesas Bajo Cinca, Cinca Medio y La Litera) por la aparición de brotes de coronavirus evoluciona "muy bien" y, "probablemente, antes del fin de semana, tomaremos una decisión" sobre su vuelta a la nueva normalidad.

En declaraciones a los medios de comunicación, con motivo de su visita a las instalaciones del Servicio Aragonés de Salud en la Plataforma Logística de Zaragoza, Repollés indicó que ya comunicó antes del pasado fin de semana "que la curva epidemiológica estaba no solo estable, sino claramente descendente".

La consejera contó que "día a día" se va decidiendo "cuándo podría ser la nueva normalidad", y tanto en los parámetros cuantitativos, como cualitativos "vamos muy bien". En el primer caso, se tienen en cuenta la incidencia acumulada de casos en los últimos siete días o en los últimos 14 y el número de casos totales, mientras que en los parámetros cualitativos se atiende a que no haya transmisión comunitaria y que los contagios que se dan pertenecen a brotes conocidos.

"En los dos sentidos vamos bien", insistió Repollés, que incidió en que "es una situación dinámica" y "en cualquier momento puede haber alguna incidencia, pero si seguimos así, podemos tomar una decisión pronto".

Añadió que todas las medidas "son consensuadas con el Gobierno central", también cuando Aragón optó por que estas comarcas retrocedieran a la fase 2. A su entender, "fue la medida necesaria en ese momento" y "proporcional" a la situación "para evitar la transmisión comunitaria y controlar el brote".

"Creo que eso hemos conseguido y me imagino que si las circunstancias epidemiológicas hubiesen sido otras o la medida no hubiese resultado efectiva, hubiéramos tenido que efectuar otras acciones que, de momento, no se contemplan", expuso.

Advirtió, no obstante, de que hay que ser "muy cautos" y no olvidar que en la vecina comarca del Segrià "ha entrado en confinamiento" y "siempre preocupa un brote en un territorio vecino".

A pesar de esto, apuntó que la circunstancia de vecindad "se ha dado desde el principio" porque "el personal que fundamentalmente ha resultado infectado tiene movilidad absoluta" entre las comarcas orientales y la zona de Lérida y el Segre.