print
 
PIRAGÜISMO

La temporada, "ahogada" por el virus


12
La fragatina Carmen Costa afrontaba su primer año como senior con muchas ilusiones



ALFONSO HERRÁN
08/07/2020

HUESCA.- Un contratiempo gordo en una temporada más que ilusionante. Para la palista del club Caiac Baix Cinca Carmen Costa el inicio de la pandemia en España, y la declaración de Estado de Alarma, no pudo llegar en peor momento. En su primer año como senior, con lo que ello conlleva, estaba a un paso de entrar en el equipo nacional para afrontar las competiciones internacionales de verano, y la COVID-19 se llevó todo por delante.

La propia deportista bajocinqueña explica cómo su sucedieron los acontecimientos. "Habíamos hecho la primera fase del Selectivo en Pau el primer fin de semana de marzo. Al fin de semana siguiente no había competición y al siguiente era la segunda parte del Selectivo en la Seu d"Urgell. La primera fase me fue muy bien y fui segunda en las dos mangas. Lo tenía mejor que ningún otro año para pasar y estar en el equipo nacional, pero al fin de semana siguiente empezó todo y nos dijeron que la competición de momento se aplazaba. Fueron días de mucha incertidumbre hasta que cerraron todo y nos dejaron confinados en la Seu. Estuve diez días (en el Centro de Alto Rendimiento en el que habitualmente entrena) y como se veía que iba para largo volví a Fraga".

En su caso ha vivido un confinamiento un tanto particular, según ella misma explica. "En casa lógicamente no podía entrenar en el agua, pero hacía trabajo físico con lo que tenía a mano, garrafas de agua por ejemplo, una bici estática y TRX. En esos días fue muy importante que los que estábamos en el Equipo Nacional nos juntábamos por videoconferencia dos veces por semana para entrenar juntos. Eso ayudó mucho y nos animó a llevarlo con paciencia".

 

LA FRUSTRACIÓN DE PARAR EN EL MEJOR MOMENTO

 

Reconoce que fue muy "frustrante". "Estaba en el mejor momento de la temporada, el que llevas meses preparando, con todo a punto, y encima la primera fase había salido muy bien. En pretemporada me preparé muy bien y había entrenador en Pau, en la Seu y hasta en Londres, que tiene un canal muy potente. Pasé días malos pero al final volver a casa también me vino bien. Paso muchas temporadas y mucho tiempo fuera y pude estar con mi familia y hacer otras cosas que normalmente no puedo hacer. Además había vivido algo parecido antes, porque hace un tiempo tuve un accidente grave y me pasé varios meses en casa hasta que me recuperé".

Después, conforme se inició la desescalada, pudo volver al agua. "Como soy deportista de alto nivel pronto me dejaron moverme y volver a la Seu a entrenar. No se podían usar los vestuarios, teníamos que ir ya vestidos y preparados de casa, por turnos, de uno en uno, pero pudimos volver a entrenar".

Al principio, sensaciones muy raras. "Había perdido totalmente las sensaciones en el agua y en el remar. Empezó a dolerme todo el cuerpo, me salió más callo en las manos. Pero al menos ahora he superado todo eso y más o menos estoy ya entrenando normal".

 

COMPETIR, DE MOMENTO UN MAR DE DUDAS

 

Las competiciones más importantes del piragüismo, y del Slalom de Aguas Bravas, su especialidad, son en verano, pero de momento el horizonte es más bien negro, y lleno de dudas. "Han suspendido ya mucho del calendario internacional. En la Copa del Mundo tienen la duda de hacer al menos alguna prueba, porque habrá países que no puedan acudir. Se baraja hacer alguna y que no cuente para el ranking como por ejemplo en Pau en noviembre y en Eslovenia en octubre".

El Campeonato de Europa, uno de sus objetivos, que iba a ser en Londres, un canal que ya había entrenado, se iba a disputar este mes de junio y se aplazó en principio a septiembre en Praga, pero no es oficial.

En el plano nacional las incertidumbres son parecidas. Se estudia hacer aunque sea el Campeonato de España y disputar también la segunda parte del Selectivo para decidir los palistas del Equipo Nacional. En principio a finales de este mes se deben ir tomando decisiones".

Por el momento, Carmen entrena con ganas y espera. "Ahora se trata sobre todo de seguir mejorando, puliendo cosas, entrenando, y cuando sepamos objetivos claros, ir a tope a por ellos. Desde luego que me gustaría que hubiera competición esta temporada y estar en el equipo nacional".

Y todo, como decimos, en su primer año como deportista absoluta. "Este año era un reto con el salto de categoría, de ver cómo me podía ir. Me sentía muy bien los primeros resultados fueron muy buenos. El trabajo de pretemporada había sido bueno, pero llegó el coronavirus y nos pilló a todos desprevenidos. Ahora lo único que puedo hacer es disfrutar entrenando y mejorar cada día".