print
 
ALTO GÁLLEGO - TURISMO

Regulan el uso de la cascada en el núcleo de Orós Bajo


12
El parquin ha llegado a registrar hasta 100 vehículos y 400 personas en un día



MERCEDES PORTELLA
10/07/2020

SABIÑÁNIGO.- La cascada de Orós Bajo, en el barranco d"Os Lucas del municipio de Biescas, concentra sobre todo en los meses de verano a muchos barranquistas, senderistas y familias que acuden a pasar el día, con el consiguiente colapso en el parquin donde se han llegado a contabilizar hasta 100 vehículos y 400 personas en un día.

La alcaldesa de Biescas, Nuria Pargada, y el representante de la alcaldesa en este pueblo, Ricardo Azón, acompañados de la presidenta comarcal, Lourdes Arruebo, y del concejal de turismo, Javier Etura, presentaron la cartelería que se ha colocado en las inmediaciones del citado parquin así como las medidas adoptadas para la regularización de la utilización de esta cascada.

Además de estas medidas, la patrulla de la Guardia Civil vigilará la zona, "y en un momento dado podría también poner multas si no se respetan las normas", indica Nuria Pargada.

"Llevamos unos años que en estas fechas hay un mayor descontrol en el acceso de vehículos. Notábamos que había muchas autocaravanas y furgonetas que pasan aquí la noche con el problema que supone para los vecinos", explica.

Según indica la alcaldesa, tras conversaciones con los vecinos y su representante, "hemos hecho una cartelería nueva. Se ha prohibido en el parquin de arriba que pasen la noche tanto autocaravanas como furgonetas -de ocho de la tarde a ocho de la mañana-, y en el parquin de abajo pueden estar los vehículos pero no las furgonetas ni autocaravanas".

Se han colocado carteles para ordenar el aparcamiento así como de señalización del cambiador de madera que se colocó en la zona hace unos años. "Queremos recordar que la cascada de Orós forma parte de un paisaje muy bonito pero hay que tener precaución. Se trata de un lugar de rocas cerrado, hay cierto riesgo y el acceso tampoco es fácil. El aforo de momento no se ha limitado", comenta.

Javier Etura explica que están en contacto permanente con la federación de barranquismo "para que nos asesore y son ellos quienes nos aconsejaron poner el cambiador y ahora, una webcam que estará disponible en agosto para poder ver el caudal e información relevante para los barranquistas. Los carteles que hemos colocado son para que tanto los vecinos como quienes vengan a disfrutar de este entorno estén a gusto".

Ricardo Azón comenta que los vecinos de Orós Bajo "llevamos diez o doce años reclamando regular este espacio y ahora se ha dado un paso muy importante con estas actuaciones. En el pueblo teníamos muchas molestias sobre todo con el aparcamiento desordenado y con el tema de basuras principalmente por la pernoctación de furgonetas y autocaravanas. Estas eran nuestras principales quejas".

En cuanto al uso de la cascada, dice que han notado en los últimos años "un cambio muy importante del usuario. Hemos pasado de un visitante más naturalista, deportista, al típico dominguero. El camino para llegar al barranco tiene sus riesgos, hay una pendiente que está en mal estado porque la desborda constantemente el agua. Hay que andar 500 metros por las piedras del cauce del río que cada año están en un sitio, y luego el final del barranco es muy cerrado y caen piedras de forma habitual. Pensamos que hay un uso un poco negligente de este espacio y lo que queremos evitar es esa masificación con esta regulación", expresa Ricardo Azón.

Por su parte, Arruebo dice que este espacio es uno de los puntos que preocupan en la comarca "por la cantidad de gente que viene. También hay otros enclaves que nos preocupan como la zona de La Sarra o la del balneario. Debemos de entender que en según qué espacios abiertos esa aglomeración de gente en momentos puntuales son focos de riesgo y hacemos y un llamamiento a la prudencia y a la responsabilidad".