print
 
UNIVERSIDAD

Se retoman en Huesca las prácticas externas en empresas y entidades públicas


El Servicio de Odontología reabre para tratamientos pendientes y prácticas



A. R. M.
13/07/2020

HUESCA.- Las prácticas externas que habían quedado suspendidas por el confinamiento se están reactivando. "Se han ido retomando, algunas se reiniciaron con el teletrabajo, otros las han acabado presencialmente", explica Melania Mur, decana de la Facultad de Empresa y Gestión Pública.

En entidades como bancos y empresas privadas o entidades como Tu Huesca o Cluster de Turismo, estudiantes ya han comenzado sus prácticas, y "hay algún alumno pendiente de comenzar en algún ayuntamiento", añade Mur. Lo mismo ha sucedido para el alumnado de la Escuela Politécnica Superior de Huesca. Según su director, Javier García, "las prácticas externas se han reactivado durante el final de curso, con el permiso de la empresa y el alumnado y las medidas de seguridad que aplican", que serán las que exija la empresa de destino. En su caso, la mayoría pymes, del sector ambiental y agronómico, "por supuesto estamos en una provincia donde ambos sectores son muy potentes y también tenemos alumnos en institutos como el Inaga, en centros de investigación, ayuntamiento y diputación".

Marta Liesa, decana de la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación, asegura que "las prácticas en centros escolares están siguiendo los derroteros normales de cualquier curso. Los colegios están ahora solicitando su participación en el programa de prácticas del Departamento de Educación del Gobierno de Aragón".

Para aquellas prácticas previstas en centros sanitarios, explica Germán Vicente, decano de la Facultad de Ciencias de la Salud y del Deporte, "tras un reunión con Salud Pública se determinó que se van a retomar con un paciente, en el mejor de los casos habrá solo cinco personas y que los EPI que llevará el estudiantado será el mismo equipamiento que tengan los profesionales que estén trabajando".

El Servicio de Odontología dependiente de la Universidad, donde realizan las prácticas los estudiantes del grado, reabrió sus puertas el 1 de julio "para hacer algunas prácticas que se habían quedado colgadas y eran imperantes para el estudiantado de último curso y para atender las urgencias que teníamos de pacientes y tratamientos que se habían comenzado", explica Vicente.

Para planificar esa vuelta a la actividad, desde la Facultad se estuvo en contacto con otras facultades y servicios odontológicos de prácticas para consensuar un protocolo de detección y prevención, realizado "en consonancia con estamentos europeos que están coordinando los aspectos de protección individual en las clínicas odontológicas generales".

Un protocolo específico propio del centro "remitido a la Unidad de Prevención de Riesgos Labores de la Universidad y a los vicerrectores correspondientes, y que fue aprobado como muy adecuado y que es el que se está aplicando y se aplicará al inicio de curso".

En la clínica también se han realizado algunos cambios en la disposición del espacio, incorporando barreras físicas para delimitando espacios que antes no lo estaban. "En el servicio de prácticas no vamos a tener ningún problema. El ratio ya está pensado para que estén un paciente y dos estudiantes. Y las mangueras de los sillones se van a forrar con plásticos especiales por cada una de las prácticas", explica Vicente. Y añade: "Entendemos que es un protocolo pesado pero que nos garantiza la máxima seguridad y prevención".

Por el momento, no se atienden pacientes nuevos. Tal vez, en septiembre, si se mantiene esta normalidad, "pero dependerá de la situación", señala el decano.