print
 
LA ENTREVISTA

Cecilia Latorre: "Lo que define a la sociedad actual es el respecto a lo distinto"


La grausina obtiene Cum Laude en su tesis "Construir una escuela inclusiva para alumnado con Trastorno de Espectro Autista"



S. D.
14/07/2020

HUESCA.- Con dieciocho años dejó Graus para estudiar el Grado de Magisterio en la Facultad de Ciencias Humanas y de la Educación de Huesca. Tras ello, Cecilia Latorre cursó un máster de especialización en lenguaje y comunicación "que me permitió acceder al programa de doctorado en Educación. Conseguí un contrato predoctoral del Gobierno de Aragón junto a mis directoras Marta Liesa y Pilar Rivera para realizar la tesis doctoral", Construir una escuela inclusiva para alumnado con Trastorno de Espectro Autista (TEA), que defendió la semana pasada en el Campus oscense obtenido la calificación de Cum Laude, y con la que ha completado una década "de tremenda intensidad, sin duda alguna".

Latorre centró su tesis en la escuela inclusiva, en su caso para alumnos con autismo, y lo hizo "por el alcance e impacto de ese concepto de "escuela inclusiva" en la sociedad. Creo que caminamos hacia un futuro liderado por la diversidad en todos los sentidos y, concretamente el alumnado con TEA ha sido el que ha percibido más de lejos las implicaciones de la inclusión escolar".

En su tesis doctoral, Cecilia ha estudiado la repercusión que tienen las percepciones y representaciones mentales del profesorado sobre las acciones y actitudes dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje del alumnado con autismo. Y una de las conclusiones fundamentales a las que ha llegado "alude a la necesidad de capacitación docente en materia de atención a la diversidad, en tanto que es precisamente esta formación la que puede conducir a la transformación de las escuelas".

En este sentido, la grausina es optimista y el futuro de esa educación inclusiva, tanto para niños con autismo como para los que tienen algún otro trastorno o discapacidad, cree que es "muy positivo. Todo cambio requiere tiempo, y ahora precisamente nos encontramos inmersos de lleno en esta transformación hacia una escuela inclusiva. Creo que la cuestión clave es no perder la orientación hacia el futuro y hacia la renovación permanente de la escuela, especialmente con miras a todo ese alumnado más vulnerable".

Por eso, no solo la educación debe ser inclusiva, la sociedad también tiene que aceptar a las personas con diferentes capacidades porque "no tiene sentido que en una sociedad caracterizada por lo diverso y diferente, continuemos empeñados en "normalizar y estandarizar" conductas o rasgos humanos. En muchas ocasiones, las mejores experiencias de la vida se obtienen de la interacción con otras personas muy distintas a nosotros. Eso es lo que define a la sociedad actual, el respeto a lo distinto".

Respecto a su futuro profesional, Cecilia Latorre lo quiere centrar en la docencia universitaria. "Me encanta. Supone un reto diario y ningún día es igual que otro". Además, continuará el camino de la investigación, "porque creo que la mejora constante siempre viene acompañada del apoyo del avance empírico".