print
 
FÚTBOL - JORNADA 41

Solo vale sumar los tres puntos


El Huesca, obligado a derrotar al Numancia para seguir segundo



JAVIER GARCÍA SALVATIERRA
17/07/2020

HUESCA.- La Segunda División encara su final y el Huesca llega a las dos últimas jornadas dependiendo de sí mismo para conseguir el ascenso directo a Primera. Los azulgranas reciben este viernes al Numancia y la premisa es clara: ganar. De esta forma, el equipo se aseguraría llegar al último encuentro en Gijón con la sartén por el mango.

 

LA AFICIÓN LE CANTA AL HUESCA PARA QUE NO REBLE ANTE EL NUMANCIA

 

No obstante, la victoria oscense también podría suponer el ascenso, siempre y cuando el Almería pierda en su visita a la Ponferradina y el Real Zaragoza no gane en Albacete.

El Huesca vuelve a El Alcoraz con la intención de demostrar que lo que pasó en Santander el pasado sábado, cuando los de Míchel cayeron ante un ya descendido Racing, fue solo un traspiés. El conjunto oscense se aferra a su estadio, donde ha ganado sus dos citas previas y donde se ha convertido en el mejor local de la categoría.

Y en frente estará el peor visitante, un Numancia al que los malos resultados tras el parón por el coronavirus le han hecho pasar de la pelea por el play off a la de sobrevivir en Segunda. De hecho, los de Luis Carrión salieron el pasado fin de semana de posiciones de descenso al ganar a la Ponferradina y gracias a la derrota del Albacete en Elche.

A buen seguro será un rival que saldrá con el cuchillo entre los dientes, pero el Huesca debe mostrar su mejor cara, la que durante gran parte de la temporada se ha visto cuando ha jugado en su feudo, incluso pese a no contar en las últimas semanas con el aliento de la afición desde las gradas.

Míchel recupera para la causa a Dani Raba, pero pierde a Luisinho y Pablo Insua, lesionados en el entrenamiento del martes y que se unen a la lista de bajas a Cheick Doukouré. Tras muchas rotaciones hasta ahora por la acumulación de partidos, los cinco días que ha tenido el Huesca de por medio antes del duelo de este viernes permiten al técnico más opciones.

El Numancia llega mermado a El Alcoraz por las bajas de cinco futbolistas importantes que eran titulares para Carrión. Higinio cumple su segundo partido de sanción tras ser expulsado ante el Rayo, mientras que Derik Osede, Gus Ledes, Marc Mateu y Álex Sola están lesionados, además de que Admonio también se encuentra con molestias. La buena noticia para el técnico es que recupera a Nacho.

Así afrontan ambos equipos una final, la penúltima de la temporada, en la que el Huesca puede acabar celebrando el ascenso, seguir segundo dependiendo de sí mismo o perder esa posición de privilegio.