print
 
SAN LORENZO

Huesca se blinda para las "no fiestas" de San Lorenzo


Habrá el despliegue policial de otros años para evitar celebraciones particulares



O. ISARRE
01/08/2020

HUESCA.- Comienza agosto y la capital altoaragonesa lo hace de un modo radicalmente distinto a cualquier otro año. Nadie está organizándose para decidir a qué conciertos de San Lorenzo va ni se prepara para otros actos laurentinos en un año en el que el Ayuntamiento ha suspendido absolutamente todo acto festivo, siguiendo la estela de Pamplona o Teruel, para evitar aglomeraciones que puedan causar más contagios de coronavirus.

"Nada de nada de nada". Así resume el Ayuntamiento lo que será San Lorenzo 2020. Además de suspender toda actividad laurentina, incluidas las más protocolarias, la concesión de la Parrilla de oro o las recepciones -"si no hay actos para los ciudadanos, tampoco para el Ayuntamiento"-, el Consistorio, la Subdelegación del Gobierno y la DGA acordaron en una reciente Junta Local de Seguridad cerrar la plaza de la Catedral la mañana del día 9, la del chupinazo, para evitar que algún grupo haga su particular celebración de inicio de fiestas.

La Junta Local de Seguridad también acordó mantener el mismo dispositivo para estas fiestas que el de otros años con presencia de los tres cuerpos policiales (Local, Nacional y autonómico) e incluso vendrán los tradicionales refuerzos de la Policía Nacional desde Zaragoza.

El objetivo con este despliegue policial es buscar un efecto "disuasorio" o "preventivo" para que nadie intente montarse sus propias fiestas. El Ayuntamiento no autorizará nada de lo que permitía otros años, como sacar barras a la calle o mesas adicionales para los desayunos.

 

ALMUERZOS CON MENOS AFORO

 

El Consistorio precisa que los almuerzos están permitidos pero con el aforo actual que tienen los bares, sin las tradicionales ampliaciones de mesas en la calle por ser San Lorenzo. En definitiva, se velará para que estos desayunos sean unos almuerzos como los de "un día más", sin las aglomeraciones tradicionales de cualquier otro año.

Los días que más "preocupan" son desde el 7 por la noche, viernes, hasta el 10 de agosto, jornada a partir de la cual se prevé que se reduzca esa posible "presión" de algunos por vivir un San Lorenzo como el de otros años.

El Ayuntamiento hace un llamamiento a la responsabilidad de la ciudadanía, recordando que la ciudad está en fase 2 flexibilizada y que "no hay fiestas, tampoco fiestas particulares".

 

LOS ACTOS RELIGIOSOS SIGUEN EN PIE POR AHORA

 

Los únicos actos que se mantienen por el momento para este San Lorenzo son los religiosos, organizados por la Diócesis. El Obispado recalca que "todos los actos se celebrarán con aforo reducido y controlado y guardando las medidas de seguridad, con mascarilla imprescindible", pero advierte de que, "dada la actual situación, su celebración estará supeditada a que las condiciones sanitarias sean favorables y no haya instrucciones contrarias por parte de las autoridades".

El triduo será los días 7 a 9 (19,30 horas en la Basílica de San Lorenzo), con exposición del Santísimo, rezo del santo Rosario, preces al santo y celebración de la eucaristía y canto del himno al santo. La eucaristía del día 9 será con vísperas solemnes. La parte musical correrá a cargo del Coro parroquial de San Lorenzo (reducido).

Para el 10 de agosto, día de San Lorenzo, habrá un Rosario de la Aurora (7,30 horas), eucaristías a las 8, 9 y 10 de la mañana y a las 8 de la tarde, así como una pontifical presidida por el obispo a mediodía y transmitida por Huesca Televisión El día de la Cofradía de San Lorenzo, 11 de agosto, habrá misa de cofrades a mediodía con la Agrupación Folklórica Santa Cecilia.

El día 15 habrá eucaristías a las 10, 12 y 20 horas. Tras esta última, se hará la oración de despedida al santo.