print
 
JACETANIA - DEFENSA

La EMMOE de Jaca entrega diplomas a 36 alumnos


El desarrollo de sus especialidades militares se vio interrumpido por la pandemia



RICARDO GRASA
06/08/2020

JACA.- Este miércoles tuvo lugar el acto de clausura de los cursos de la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales (EMMOE) de Jaca, en la que se diplomaron 36 de los 79 alumnos designados para sus dos especialidades. Como novedad, la ceremonia se celebró en el salón de actos del acuartelamiento San Bernardo, tuvo un carácter íntimo y cumplió con las medidas de seguridad relativas a la covid-19.

La clausura estuvo presidida por el director de la EMMOE, el coronel José Antonio Jáñez, que destacó que "el sistema de evaluación y certificación que se ha mantenido en ambos cursos ha sido riguroso y metódico", convirtiéndose en "una herramienta excepcional a la hora verificar el grado de preparación de los alumnos".

Tanto el curso de Montaña, como el de Operaciones Especiales son muy exigentes. De hecho, este año tan solo consiguió licenciarse el 45% de los aspirantes, en línea con las cifras de ediciones anteriores. Ambos cursos comenzaron el día 8 de septiembre y se estructuraron en tres fases: básica, específica y de aplicación.

En el 75º Curso de Montaña, hubo 31 alumnos designados y se diplomaron 17 (uno de ellos del Ejército Argentino). Entre los alumnos nacionales pertenecientes al Ejército de Tierra, hubo 7 oficiales y 9 suboficiales. Sus actividades se desarrollaron principalmente en Candanchú, la Jacetania, el valle del Aragón, el de Tena, el de Benasque, el de Arán y Riglos.

Por otro lado, el 64º Curso de Operaciones Especiales contó con 48 alumnos designados y se diplomaron 19, entre los que hay 11 oficiales del Ejército de Tierra, uno del Ejército del Aire y uno de la Armada, además de 5 suboficiales del Ejército de Tierra y uno de la Armada. El curso sufrió un paréntesis del 31 de marzo al 15 de junio debido a la pandemia. Una vez reanudado, la provincia de Huesca albergó las principales zonas de actuación.

Durante el atípico curso, en la EMMOE "se trabajó intensamente para actualizar contenidos y materias" con el afán que caracteriza a este centro de "estar a la vanguardia en la enseñanza de los métodos y procedimientos de los cursos que se imparten en la misma para conseguir que sus alumnos alcancen el mayor grado de formación".