print
 
EDUCACIÓN

El Gobierno de Aragón ultima con la comunidad educativa el inicio del curso escolar


Se ha iniciado la ronda de conversaciones con representantes del ámbito educativo para abordar los posibles escenarios



D.A.
14/08/2020

HUESCA.- Iniciar el curso escolar con las mayores garantías de seguridad para docentes, alumnos y familias es el principal objetivo que en estos momentos se plantea el Gobierno de Aragón y que tanto el presidente Javier Lambán como el consejero, Felipe Faci, han trasladado este viernes a los representantes de Fapar (Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos de Aragón), en una reunión celebrada en la sede del Ejecutivo.

Este encuentro, al que han acudido el presidente de Fapar, Miguel Ángel Sanz, la vicepresidenta, Rosana Liesa, y Raúl Luis, vocal de la Federación, se enmarca en el conjunto de reuniones que representantes del Gobierno mantendrán en las dos próximas semanas con miembros de la comunidad educativa para informarles sobre las medidas que el Departamento de Educación pondrá en marcha de cara al inicio de curso.

Tanto el presidente como el consejero han explicado que el inicio de curso tendrá lugar con la mayor presencialidad posible, especialmente en los niveles inferiores. Desde el Departamento de Educación, junto con el Departamento de Sanidad, se está ultimando el protocolo sanitario que se aplicará en los centros para garantizar la seguridad del alumnado, docentes y familias. Este documento aborda cuestiones relativas a la prevención personal, señalética, organización de espacios y medidas de control entre otros aspectos.

Ante las preocupaciones que han planteado los representantes de los padres, desde el Gobierno de Aragón se ha trasladado el deseo de garantizar la continuidad del proceso educativo del alumnado. Para ello, el Departamento de Educación, Cultura y Deporte aprobó un plan de refuerzo que ofrece orientaciones sobre cómo adaptar el currículo o sobre el plan de acción tutorial, de manera que se adapte al nuevo escenario y recoja las consecuencias que hayan podido derivarse de la situación de confinamiento, incluyendo la dimensión emocional, la competencia digital o las medidas de seguridad e higiene.

Estas medidas se verán, además, reforzadas con las acciones que los centros puedan desarrollar dentro del PROA. Precisamente, el BOE publicó ayer el reparto de fondos del Programa para la Orientación, Avance y Enriquecimiento Educativo (PROA). Del total de 40 millones con los que está dotado, el presupuesto asignado a la Comunidad Autónoma de Aragón son 1.750.000 euros.

Se trata de un programa que pretende contribuir a paliar los efectos que la pandemia ha podido causar en la educación del alumnado especialmente vulnerable en los niveles de Educación Primaria y Secundaria.

Esta dotación económica permitirá que los colegios, tanto públicos como concertados, puedan contratar más profesorado, reforzar las tareas de orientación, realizar desdobles, o impulsar programas de refuerzo en función de las necesidades específicas de cada centro educativo.

La iniciativa viene a sumarse al esfuerzo que el Departamento de Educación, Cultura y Deporte está llevando a cabo para dotar a los centros educativos de la Comunidad Autónoma de las herramientas y recursos humanos necesarios para hacer frente a las especiales características de un inicio de curso que se ve afectado por el desarrollo de la pandemia.

En otro orden de cosas, tanto el Presidente como el consejero han traslado a los representantes de las familias la preocupación del Ejecutivo por las dificultades que podría entrañar una vuelta a la educación a distancia y ha recordado las medidas que se han adoptado ya para luchar contra la brecha digital.

En este sentido, han recordado la puesta en marcha de Aeducar, una plataforma digital propia de Aragón que sirva para unificar la comunicación con alumnado y familias y que se puede emplear con total seguridad, ya que se ha diseñado poniendo gran énfasis en su privacidad, puesto que será el Gobierno el propietario de todos los datos que se gestionen desde ella.

Un total de 245 centros educativos de la Comunidad ya han solicitado su uso y, desde el pasado mes de julio, se están impartiendo una serie de cursos de formación por los que ya han pasado alrededor de 4.000 docentes, más del 20% del total, dentro de una labor de formación que continuará durante el mes de septiembre y que se extenderá a alumnado y familias.

Por otra parte, y en el marco del programa nacional programa nacional "Educa en digital" de Red.es, los centros educativos aragoneses contarán a partir del próximo curso con 10.000 nuevos equipos informáticos que podrán ser usados tanto en el aula como en entornos educativos no presenciales. Estos dispositivos se suman a los más de 3.000 distribuidos por el Departamento de Educación desde marzo, fecha en la que la extensión del coronavirus obligó a suspender la actividad educativa presencial, con el objetivo de que todos los alumnos puedan participar de actividades educativas online, además de garantizar la educación a distancia en el caso de que fuera necesario.

En otro orden de cosas, el Departamento de Educación está trabajando para atender las especificidades del personal vulnerable (tanto docentes como alumnado) y paliar en la medida de los posible las consecuencias de un posible rebrote de la pandemia en un centro educativo.

Los responsables autonómicos han recogido también la preocupación de FAPAR sobre el desarrollo de las actividades de "Madrugadores" y "Extraescolares". En este sentido, el Ejecutivo se ha comprometido a estudiar su posible celebración en la medida en que se den las condiciones de seguridad adecuadas.

Finalmente, desde el Gobierno de Aragón se ha querido reconocer la gran implicación de las familias en todo este proceso, puesto que muchas de ellas tuvieron que compatibilizar el teletrabajo con la atención a sus hijos. Su contribución y colaboración con el profesorado ha sido clave en la sostenibilidad de este modelo de enseñanza.