print
 
CARTAS AL DIRECTOR

La vivienda, un gran problema para propietarios e inquilinos




ANTONIO LASHERAS
22/08/2020

La propiedad debería ser algo a respetar por todos los humanos, de no ser así, el miedo y las dudas acreditadas por el mal uso de los bienes, dan como resultado la falta de disponibilidad de vivienda.

Cuando llegamos a una entidad bancaria a pedir dinero, el banco pide garantías, y si el dinero solicitado es superior a las garantías nos quedamos sin dinero y a llamar a otra puerta.

Arrendar una vivienda en nuestros días de un valor de 230.000 euros con una garantía de dos mensualidades de 500 euros, económicamente puede ser rentable o ruinoso. ¡Todo dependerá del usuario! En cierta ocasión decidí comprar un piso embargado por una entidad financiera. Al llegar a la citada vivienda, no podía dar crédito a lo que veían mis ojos. Se habían llevado los radiadores, la mitad de las puertas, las lámparas y el 80 % de la cocina.

En aquellas circunstancias, ni siquiera quise saber el precio, vivir donde habían vivido unos vándalos es algo no recomendable.

El amor es un sentimiento de afecto y ternura a todo lo creado y realizado con esfuerzo y dedicación, creando un clima de respeto y responsabilidad, sin estos valores ni la vivienda ni otros bienes tienen valor alguno.

Cuando en televisión nos presentan barricadas destructivas de bienes públicos, algo de nuestras vidas se quema y destruye.

Sin amor y respeto es muy difícil la convivencia...