print
 
BALONCESTO - LEB ORO

Levitec busca un ritmo alto en su visita al Lleida


David Gómez lamenta la escasez de jugadores con la que está entrenando, pero elogia la buena actitud del grupo



JULIO GONZÁLEZ
26/09/2020

HUESCA.- Levitec Huesca se mide este sábado por la tarde al Força Lleida en su primer encuentro amistoso contra un rival de su categoría. Será en el Pabellón Barris Nord de Lérida, a partir de las 19:00.

Los oscenses llegan a este encuentro cortos de efectivos, esperando todavía la incorporación de tres jugadores, Emanuel Omogbo, David Cubillán y Olin Carter. Su ausencia está marcando en parte la pretemporada, admite el técnico David Gómez, aunque prefiere quedarse con los aspectos positivos.

"El trabajo de los chicos está siendo encomiable", subraya y reconoce que "no les puede pedir ni un ápice más de esfuerzo y sacrificio". Destaca el "buen ambiente".

En contraposición, lamenta "el problema de no poder jugar cinco contra cinco". No tener jugadores suficientes hace "complicado" entrenar sobre situaciones reales. Lo tratan de paliar con cuatro contra cuatro "parcializando las situaciones", trabajando sobre un lado de la pista, sea el fuerte o el débil.

El partido de este sábado, como los que se han jugado hasta ahora, sirve para jugar ese cinco para cinco.

David Gómez quiere ver en Lérida un Levitec "con ritmo en ataque, un alto número de posesiones y pasando el balón rápido". Y defensivamente, desea ver agresividad, defensores cerca del balón y comunicación entre los jugadores.

El entrenador comenta que está planteando "cosas novedosas" para algunos jugadores y "un ritmo diferente". "A algunos les cuesta más", explica, pero empieza a ver "cosas de lo queremos".

Gómez explica que los ausentes están recibiendo información, los sistemas y están en contacto permanente con ellos. Pero reconoce que el equipo probablemente no pueda ofrecer una versión completa hasta la segunda o tercera jornada.

Respecto a Imru Duke, que llega para ayudar en entrenamientos, señala que trae "ritmo elevado" y que es un jugador "con mucho recorrido", "interesante para el futuro" porque apenas lleva dos años jugando al baloncesto, mide 2,11 y es capaz de jugar de cara y de espaldas.

Este sábado volverá a contar con los canteranos Alex Fernández y Álex Quinteiro.