print
 
FÚTBOL - SD Huesca

El Huesca suma un amargo punto en Elche (0-0)


1234
Los azulgranas han dominado pero no han sido capaces de marcar



J. G. S.
03/10/2020

ELCHE CF, 0

SD HUESCA, 0

ELCHE CF: Édgar Badía, Josan, Gonzalo Verdú, Luismi (Dani Calvo, minuto 46), Josema Sánchez, Koné (Sánchez Miño, minuto 38), Raúl Guti, Mfulu (Pere Milla, minuto 46), Fidel, Tete Morente y Boyé.

SD HUESCA: Andrés Fernández, Pulido, Insua, Siovas, Javi Galán, Mosquera, Mikel Rico (Seoane, minuto 66), Borja García (Juan Carlos, minuto 66), Ferreiro, Rafa Mir y Okazaki (Ontiveros, minuto 39).

ÁRBITRO: Mario Melero López (comité andaluz). Amarillas a Insua y Pulido (Huesca).

INCIDENCIAS: Partido de la quinta jornada de Primera División disputado en el estadio Martínez Valero (Elche) sin público.

 

CLICA AQUÍ PARA VER UNA GALERÍA DE FOTOS

 

HUESCA.- El Huesca ha sumado un amargo punto en Elche tras un empate sin goles en un encuentro en el que los azulgranas han dominado durante gran parte del mismo, pero en el que no han tenido muchas ocasiones y no han sabido aprovechar las más claras, que han llegado en la segunda parte.

Pulido ha partido en el lateral derecho, con Mosquera y Mikel Rico formando un doble pivote y con Okazaki por detrás de Rafa Mir. El inicio ha sido el esperado, con el Huesca teniendo la pelota y el Elche defendiéndose. El conjunto oscense dominaba pero le costaba crear peligro y solo lo ha conseguido, en los primeros minutos, con algunos centros laterales. En uno de ellos, el balón ha quedado muerto y ha caído en los pies de Borja García, que ha disparado por encima del larguero en la primera ocasión del choque en el 16.

Sin embargo, el Elche ha logrado equilibrar el juego mediado el primer tiempo y los azulgranas han cortado esa igualdad con una jugada en la que han mantenido la posesión durante unos cuatro minutos que ha acabado con un lanzamiento de Pulido que ha desviado un defensa. En el saque de esquina, el capitán ha tenido la oportunidad de marcar, pero no ha llegado a empujar el esférico en el segundo palo por la aparición de Badía.

Otro rival ha despejado con la bota un tiro de Mir tras pase de Ferreiro en un periodo, pasando la media hora, en el que el Huesca ha merodeado el gol. El gallego entraba continuamente por la derecha y eso ha llevado a Almirón a cambiar a Koné por Sánchez Miño en el carril zurdo por Koné.

Justo antes, Boyé ha tenido el primer remate local con un cabezazo alto. Y poco después, Okazaki se ha ido al suelo con molestias en la parte trasera de su pierna izquierda y el japonés ha tenido que ser relevado por Ontiveros. En los últimos instantes de la primera parte ha continuado la superioridad visitante, aunque el único peligro ha llegado con un pase de la muerte de Mir que se ha paseado junto a la línea de gol.

Ferreiro ha probado fortuna con un zurdazo desde la frontal que se ha marchado por encima del larguero en el primer minuto tras la reanudación. Y Mir ha disparado a las manos de Badía tras una pared con Borja García. Ha vuelto a tenerla Ferreiro en el 51, al cazar un mal pase de Badía, quien se había quedado fuera de sitio, pero el lanzamiento del gallego lo ha tapado un zaguero ilicitano.

Pero la más clara se ha producido en el 55, con un autopase y un centro de Galán que Mikel Rico, a puerta vacía, no ha definido con precisión, enviado la pelota fuera. El vasco ha buscado redimirse cuatro minutos después con una buena acción en el área y un zurdazo que Badía ha despejado a córner.

El ritmo del partido ha caído algo cuando se aproximaba la hora de juego y el Elche ha pasado a tener el balón durante unos minutos, por lo que Míchel ha dado aire fresco con Seoane y Juan Carlos. Un saque de esquina lanzado por Ferreiro lo ha cabeceado Mir hacia el segundo palo y Pulido se ha quedado cerca de hacer buena esa prolongación.

Pero con los minutos pasado, la fluidez en el juego del Huesca se ha ido apagando, hasta el punto de que los azulgranas amasaban el cuero pero no llegaban al área del Elche. Y cuando lo hacía, faltaba precisión, como en una que ha tenido Juan Carlos solo, tras recibir de Seoane, que ha disparado fuera por precipitarse. En la siguiente acción, ha sido Boyé el que ha perdonado en la otra portería con un tiro cruzado fuera.

Así, el partido entraba en sus últimos diez minutos con el marcador sin haberse movido y con la sensación de que solo una genialidad o un error podían decantar la balanza. Y en el 81 ha estado a punto de llegar el 0-1 en una contra bien manejada por Ontiveros y Mir, que ha acabado con Ferreiro tirando a las manos de Badía en el mano a mano. Ontiveros también lo ha probado, pero sin fortuna. Pero el encuentro se ha apagado y en los últimos minutos ha pasado bastante poco, por lo que ambos equipos se han repartido un punto.