print
 
IRREGULARIDADES

Botín niega presiones para comprar el Popular


Declaró ante el juez por el proceso para adquirir la entidad



E. P.
09/10/2020

MADRID.- La presidenta del Banco Santander, Ana Patricia Botín, declaró este jueves ante el juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama que ella no intervino en el proceso que acabó con la compra del Banco Popular por el precio simbólico de un euro, y negó que recibiera presiones por parte del Ejecutivo para que el Santander acudiera al proceso de compra previo en 2017.

Fuentes jurídicas aseguraron que Botín se escudó en su condición de presidenta e insistió en que fueron sus subalternos los que llevaron el asunto. Botín declaró en calidad de testigo en relación a la causa en la que se investigan las presuntas irregularidades que llevaron a la resolución y posterior venta del Banco Popular a mediados de 2017. Y en ese marco, apuntó que ya en 2016 recibió una llamada del entonces presidente del Popular Ángel Ron -ahora imputado en la causa- para preguntarle si estaba interesada en comprar el banco, pero en ese momento decidieron no hacerlo. Ya en mayo de 2017, cuando acuden al proceso de venta del Popular, vuelven a valorar esa compra, pero se decide de nuevo tras analizar la documentación que no interesaba. Quince días después es cuando se produce la resolución del banco y la compra por un euro.

Añadió que cuando valoraron la compra de la entidad, comenzaron también a valorar lo que podrían recibir con la colocación de activos del Popular en el mercado. Otras fuentes apuntan que la presidenta del Santander dijo al magistrado que analizaron que el Popular era solvente pero que tenía falta de liquidez y unas provisiones por debajo del mercado.