print
 
CRISIS DEL CORONAVIRUS

Francia restablecerá el estado de emergencia al agravarse la pandemia


El presidente, Emmanuel Macron, anuncia también el toque de queda en varias ciudades galas, entre ellas París



E. P. /EFE
15/10/2020

MADRID.- El Gobierno de Francia anunció el miércoles por la noche decretar de nuevo el estado de emergencia sanitaria en el país desde este sábado, una decisión tomada debido al agravamiento de la pandemia de coronavirus.

La pandemia, según el Consejo de Ministros francés, "justifica que se declare el estado de emergencia sanitaria para que se puedan tomar medidas estrictamente proporcionales a los riesgos de salud y adecuadas a las circunstancias de tiempo y lugar". En un comunicado, el Ejecutivo, que finalizó el estado de emergencia sanitaria el 10 de julio, ha considerado que la pandemia de coronavirus es un "desastre de salud". Entrará en vigor, concretamente, en la medianoche de este sábado.

De forma paralela, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, confirmó la imposición de un toque de queda que durará, al menos, cuatro semanas desde este sábado en París, Grenoble, Lille, Lyon, Aix-Marseille, Rouen, Toulouse y Montpellier. Durante una intervención televisada, Macron detalló que el toque de queda permanecerá en vigor entre las 21.00 horas y las 06.00, informa "Le Figaro". Las multas por su incumplimiento serán de 135 euros y, para los reincidentes, 1.500, aunque las personas que regresen de trabajar después de las 21.00 están excluidas de cumplirlo, igual que aquellos que experimenten una emergencia sanitaria.

Asimismo, el mandatario tiene intención de que el Parlamento francés autorice su extensión hasta el 1 de diciembre. "Seis semanas es el tiempo que nos parece útil", subrayó. Reconoció que Francia se encuentra en plena segunda ola de la pandemia, pero defendió que el país no ha "perdido el control". "Estamos en una situación preocupante que justifica que no estemos inactivos ni en pánico", señaló, poniendo el foco en que la situación de los hospitales es "más preocupante que antes". En este sentido, insistió en la necesidad de cumplir con las medidas preventivas para evitar eventuales contagios de la enfermedad, sobre todo en no celebrar reuniones que superen las seis personas. "En la medida de lo posible, tenemos que hacer eso", manifestó.

Al mismo tiempo, la mayoría de los países de la UE están endureciendo las restricciones sociales ante la segunda ola de la pandemia. En Alemania, por ejemplo, se ha activado un sistema de alerta temprana. Los casos globales de covid superaron en la jornada de ayer los 38 millones, mientras que las víctimas mortales han llegado a 1,083 millones, según las estadísticas de la OMS.