print
 
CRISIS DEL CORONAVIRUS

La Generalitat pide a Sánchez una moratoria del cobro de impuestos


Solicita el aplazamiento del pago del IVA, del de Sociedades y la Seguridad Social para los sectores más afectados por covid



EFE
18/10/2020

BARCELONA.- El vicepresidente de la Generalitat en funciones de presidente, Pere Aragonès, ha pedido en una carta al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, una moratoria en el pago del IVA, el Impuesto sobre Sociedades y las cotizaciones de la Seguridad Social para los sectores más afectados por las medidas para frenar la pandemia de la covid-19.

Aragonès, también conseller de Economía y Hacienda del Govern catalán, destaca en su carta que las medidas "difíciles pero del todo imprescindibles" que adopta la Generalitat por la pandemia afectan especialmente a sectores como el de bares y restaurantes y crean un escenario económico difícil, por lo que pide al ejecutivo central que "esté a la altura".

"Hemos tomado decisiones difíciles -explica Aragonès- porque tienen un impacto muy severo sobre sectores económicos de nuestro país muy importantes. Pero hemos tomado las decisiones necesarias para intentar avanzar la respuesta a una evolución de la covid-19 que amenaza, si no la frenamos a tiempo, con provocar una situación tan complicada como la que vivimos la pasada primavera".

Indica que el Govern, en su próxima reunión, aprobará un paquete de medidas económicas dirigidas a esos sectores, entre ellas una línea de avales extraordinarios por medio del Institut Català de Finances (ICF) para cubrir las necesidades de tesorería a corto plazo de las empresas. "Pero si queremos que realmente (las medidas) actúen como un auténtico plan de rescate -agrega Aragonès-, necesitamos ir acompañados de una moratoria del cobro de impuestos".

El vicepresidente incide en que "es imprescindible que ante la difícil situación a que se ven abocadas muchas empresas catalanas", el Gobierno decrete la moratoria en el pago del IVA, Impuesto sobre Sociedades y cotizaciones de la Seguridad Social, además de una moratoria en el pago de préstamos y de los suministros básicos.

"Lo que no tendría ningún sentido -continúa- es que el Estado continuara cobrando impuestos con normalidad cuando muchas empresas, a consecuencias de las medidas para frenar la covid-19, no pueden operar con normalidad".