print
 
FÚTBOL - TERCERA DIVISIÓN

El Sabi salva un punto después de comenzar ganando en Ricla


Su buen juego en la segunda parte tuvo escaso premio



19/10/2020

ÉPILA 2

SABIÑÁNIGO 2

ÉPILA: Fabre, Garrido, Gil, Rupérez, Berdún (Turrubia, minuto 59), Chueca (Redondo, minuto 71), Hamza, Obere (Sima, minuto 83), Chafiq, Marcos (Falo, minuto 59) y Luis Costa.

SABIÑÁNIGO: Navarro, Toro, Gorgas, Echeverría (Zamora, minuto 85), Villar, Muñoz, Grasa (Aitor, minuto 85), Berrendo (Kenta, minuto 62), Blasco, Ortiz y Ángel Luis (Ferruz, minuto 78).

GOLES: 0-1 Minuto 77: Kenta. 1-1 Minuto 80: Hamza. 2-1 Minuto 84: Falo. 2-2 Minuto 89: Ortiz.

ÁRBITRO: Lara Ajona. Amonestó a Garrido y Costa, del Épila y a Grasa, del Sabiñánigo.

HUESCA.- El Sabiñánigo salvó un punto en el último instante en su visita a Épila en un encuentro que dio muchas vueltas en el último tramo. En un cuarto de hora se pasó de una posible victoria serrablesa, a la remontada local y el empate in extremis final.

El partido comenzó abierto. Los dos equipos salieron abiertamente a por la victoria y no especularon. Ninguno fue capaz de imponerse con claridad, ni controlar el choque y ello hizo que hubiera alternancia y llegadas a las dos áreas. Cada uno de los equipos llevó peligro con un par de centros que tuvieron remate, pero que no encontraron la portería. El empate con que se llegó al descanso era justo para lo visto sobre el césped.

En la segunda parte, el Sabiñánigo salió muy bien, consiguió hacerse con el dominio del balón e imponer el ritmo de juego. Progresivamente fue acechando la portería del Épila, que se achicó.

Llegaron las primeras ocasiones claras con un buen centro y un remate de Paco Blasco que pegó en el larguero. Poco después llegó una segunda ocasión clara con un disparo raso que sacó con dificultades el portero local Fabre.

El dominio y las ocasiones tuvieron premio en el minuto 80 con un balón largo al área en el que Kenta se anticipó a los centrales y batió por bajo al portero para poner en el marcador el 0-1.

Pero cuando el partido mejor pintaba para el Sabiñánigo, se fue del partido durante unos minutos y el Épila lo aprovechó para darle la vuelta a la tortilla.

En un balón largo hubo cierta descoordinación en la defensa serrablesa y un local se adelantó para elevar el balón por encima del portero para que Hamza embocara.

Y seguidamente llegó el 2-1 en un córner en el que se produjeron rechaces hasta que a bocajarro Falo anotó el gol.

El Sabiñánigo no se rindió pese a la dificultad, lo intentó hasta el final y encontró premio en otro córner de rebotes para que Ortiz pusiera el empate.